La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) decidió excluir a Rusia de los Juegos Olímpicos durante cuatro años, por lo que no estará en Tokio-2020 y en la edición de invierno de Pekín-2022, debido a la falsificación de los datos de los controles entregados a la entidad, declaró un portavoz tras un comité ejecutivo celebrado en Lausana.

«No hay ninguna opción de ganar delante de un tribunal», señaló por su parte Iouri Ganous, el director de la Agencia Rusa Antidopaje, sobre un posible recurso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). Para el director de la Rusada, la exclusión de Rusia es «una tragedia» para los deportistas honestos.

Dichas manipulaciones hacen imposible comprobar si 145 de los 298 deportistas rusos sospechosos incluidos en la base de datos violaron las reglas antidopaje entre 2012 y 2015, por lo que el AMA consideró que Rusia ha intentado encubrir posibles positivos.

El consejo de vigilancia rusa debe, según Ganous, decidir el 19 de diciembre si presentará un recurso ante el TAS por la exclusión del país durante cuatro años de los Juegos y de los Mundiales , decidida por la AMA debido a la falsificación de los datos de los controles entregados a la entidad.

Las pruebas mostraron que las autoridades rusas manipularon la base de datos de un laboratorio en Moscú para ocultar cientos de posibles casos de dopaje, y culparon de esa interferencia a personas que informaron sobre las infracciones, según dijeron el mes pasado investigadores de la AMA y del Comité Olímpico Internacional.

«Los deportistas limpios ven sus derechos limitados», insistió Ganous, que desde hace semanas denuncia la manipulación de datos orquestadas, según él, por altos responsables del país para cubrir a deportistas dopados.

La decisión de la AMA puede ser recurrida en un plazo de 21 días ante el TAS, por la Rusada o por el Comité Olímpico Ruso (ROC), o cualquier federación internacional implicada.

Los deportistas rusos podrán participar en las grandes competiciones bajo bandera neutra. Tras la decisión de la AMA varios responsables de federaciones rusas señalaron que están dispuestos a enviar a sus equipos a los Juegos de Tokio 2020.

Para el presidente de la Federación Rusa de Natación, Vladimir Salnikov, citado por la agencia Ria Novosti, «hay que ir a los Juegos sin importar la situación».

«Claro que preferimos que nuestros deportistas participen bajo bandera rusa y escuchen el himno de su país. Pero las circunstancias pueden ser otras, nadie tiene el derecho de privar a los deportistas inocentes de sus sueños», añadió.

El presidente de la Federación de Balonmano, Sergueï Chichkarev, señaló que sus equipos participarán en los Juegos, incluso si la bandera rusa no está presente, prometiendo además que el equipo femenino se empleará «con un fervor especial» para ganar el Mundial femenino que se disputa actualmente en Japón.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta