Estados Unidos, México y Canadá acordaron cambios sobre la implementación del nuevo tratado comercial norteamericano T-MEC, lo cual podría permitir la aprobación total del acuerdo firmado el año pasado para reemplazar al TLCAN, informó Fox Business.

«Se podría alcanzar un acuerdo definitivo en las próximas 24 horas, allanando el camino para la ratificación por parte de los tres países», dijo la cadena financiera citando varias fuentes que no identificó.

El Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC), negociado a instancias del presidente estadunidense Donald Trump para reemplazar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vigente desde 1994, fue sellado en noviembre de 2018 por los tres países.

Pero hasta ahora solo fue confirmado por el Senado mexicano en junio pasado, en tanto Canadá dijo que lo ratificaría inmediatamente después de Estados Unidos.

En Washington, la Casa Blanca y la oposición demócrata, que controla la Cámara de Representantes, están «cerca de un acuerdo de principio», con lo que la votación en el Congreso estadunidense para dar luz verde al T-MEC podría tener lugar el 18 de diciembre, según la CNBC.

«Continuamos considerando la propuesta, no hay acuerdo para anunciar por el momento», dijo un asesor demócrata a la AFP.

Los demócratas bloquearon la ratificación en medio de cuestionamientos de los sindicatos, que han exigido mayores garantías del cumplimiento de las nuevas leyes laborales mexicanas para evitar la competencia desleal con los trabajadores estadounidenses.

Según Fox Business, los mexicanos han acordado ahora que la implementación del acuerdo sea supervisada por «una parte neutral».

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que la semana pasada rechazó una propuesta para que inspectores estadunidenses controlen la implementación de la nueva normativa laboral mexicana, urgió este lunes a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y líder de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, a someter a votación el T-MEC.

«Es el momento de tomar ya la decisión porque de lo contrario se va a acercar la decisión a los procesos electorales», dijo AMLO en su habitual conferencia de prensa matutina, en alusión a las presidenciales del año próximo en Estados Unidos.

Si es aprobado por la Cámara baja, el trámite se prevé ágil en el Senado, donde elPartido Republicano del presidente tiene la mayoría.

El domingo, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anunció por otra parte que su país objetará propuestas de Estados Unidos sobre los requisitos para el suministro de metales para la industria automotriz, porque pondrían «en desventaja» a México.

Los términos del T-MEC requieren que México obtenga 70 por ciento del acero para la producción automotriz de América del Norte. Pero Ebrard dijo que México se opondrá a que esa disposición entre en vigor antes de cinco años. En cuanto al aluminio, México no aceptará ningún plazo dado que no cuenta con el recurso de la bauxita, principal fuente de aluminio.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta