Las obras de rehabilitación de la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, que se ubica en Salina Cruz, Oaxaca, están muy adelantadas, dijo la secretaria de Energía, Rocío Nahle, al precisar que el avance es del 72 por ciento y estará terminada en 2020, como se programó inicialmente.

Refirió que la rehabilitación de las seis refinerías ha alcanzado un promedio de avance de 60 por ciento, el cual esperan se acelere al cierre del año para concluir con el proyecto en 2020, pero de éstas, la que registra un mayor avance del 72 por ciento, es la refinería “Antonio Dovalí Jaime”, de Salina Cruz, así como la de Madero, en Tampico.

«Llevamos un 60 por ciento de rehabilitación y esperamos cerrar el mes de diciembre con un incremento fuerte, porque ya varias están terminando. Para el 2020 deben de quedar rehabilitadas las seis refinerías», aseguró.

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular de la Secretaría de Energía (Sener) detalló que las refinerías de Salamanca y Salina Cruz son las que se programaron para ir más avanzadas. En total se invertirán 25 mil millones de pesos.

Destacó que las refinerías «prácticamente no tenían mantenimiento», pues cada año deben tener un mantenimiento mayor, pero éste se había abandonado. Por ello, afirmó que la rehabilitación de las mismas es un gran esfuerzo del gobierno; «son muchas compras, mucho refaccionamiento».

Las refinerías más avanzadas son Madero, con 72 por ciento; Salina Cruz, con 72 por ciento; y Salamanca, con 70 por ciento. A éstas le siguen Minatitlán, con 52 por ciento; Cadereyta, con 48 por ciento, y Tula, con 37 por ciento.

“Prácticamente cuando llegamos no tenían mantenimiento, estaban muy descuidadas, los almacenes los encontramos vacíos. Cada año, las refinerías tienen un programa de mantenimiento mayor, se había abandonado ese programa. Nada más estaban actuando para emergencias”.

Respecto a la Refinería de Dos Bocas, la titular de la Secretaría de Energía refirió que es una obra que va a procesar 340 mil barriles por día y dará una producción de 170 mil barriles de gasolina.

Y aunque reconoció que es una construcción compleja, afirmó que “vamos puntualmente de acuerdo al programa” y que para 2021 el proyecto estará terminado.

Nahle, en su momento, dijo que de las refinerías, la más deteriorada era la de Salina Cruz.

«Pensamos que rehabilitar las tres llevará siete meses darle mantenimiento; han estado prácticamente abandonadas porque no se le ha dado el mantenimiento necesario, han estado ahí, un caso dramático es la de Salina Cruz, que se inundó, se incendió y nunca se le dio el mantenimiento necesario», apuntó.

Compartir

Dejar respuesta