México se ha convirtió en el mejor policía de Migración en Estados Unidos, eso se puede concluir, según un reportaje de la revista Proceso.

Tras el acuerdo al que llegó el gobierno nacional con la administración de Donald Trump, en donde se concluyó que México reforzaría sus planes para contener la migración hacia EU a cambio de no aplicarse aranceles a las exportaciones mexicanas, llevaron a registrar una baja considerable en el tránsito.

Un caso emblemático es el puente fronterizo entre Ciudad Juárez, Chihuahua, y El Paso, Texas. Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población de Chihuahua, asegura que las cifras han caído hasta 96 por ciento.

“En noviembre y diciembre de 2018 (cuando Trump clamaba emergencia nacional en su país por la llegada de migrantes centroamericanos a la frontera norte de México) aquí a Juárez llegaban 62 a 65 migrantes diarios buscando asilo en Estados Unidos. En febrero de 2019 la cifra se duplicó. Y entre abril y mayo el número se elevó a unas 300 personas diarias en promedio”, relata el funcionario estatal.

Valenzuela identifica que el cambio drástico en las peregrinaciones de migrantes centroamericanos ocurre a partir de junio cuando empezó el despliegue de la Guardia Nacional y cuando agentes del Instituto Nacional de Migración vigilan puentes internacionales para dejar pasar solo a quienes justifiquen su entrada a ese país.

Mientras tanto, la Guardia Nacional del lado mexicano y la Patrulla Fronteriza en territorio norteamericano peinan la frontera para evitar el paso de migrantes que no tengan papeles.

A las orillas de los puentes internacionales en Ciudad Juárez hay campamentos de migrantes, tanto extranjeros como mexicanos, quienes esperan poder acceder a solicitar su asilo en la Unión Americana.

La mayoría de los mexicanos, según el recuento de las autoridades nacionales, son provenientes de Guerrero, Michoacán y Zacatecas.

Hasta el 13 de noviembre había 16 mil 592 personas registradas que buscan asilo, la gran mayoría son mexicanos.

Mientras tanto, el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos, del cual depende el tema migratorio, dio a conocer que durante el segundo trimestre de 2019 deportó a territorio mexicano a 22 mil 556 migrantes indocumentados, la cifra más baja en los últimos dos años.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta