Las acusaciones de violencia de género sacuden universidades y escuelas de Guanajuato, Estado de México, Coahuila y la capital del país dejando hasta el momento por lo menos a 86 docentes despedidos o separados de su cargo.

Por tercer día consecutivo, estudiantes de la Universidad de Guanajuato (UG) bloquearon el edificio central y las unidades académicas de la capital, León, Irapuato, Salamanca y Pénjamo.

Hasta el cierre de la edición, los bloqueos continuaban en al menos 10 instalaciones de la casa de estudios, obligando a las autoridades educativas a posponer fechas de exámenes finales y otros procesos internos.

A las protestas, que detonaron tras el asesinato de Ana Daniela, se sumaron marchas en la capital y en León, donde una vez más exigen cesar el acoso sexual y la violencia.

“Marcho porque estoy viva, pero no sé hasta cuándo” y “No defendemos a una, defendemos al enjambre”, fueron algunas de las consignas que gritaron cerca de 200 estudiantes durante su trayecto del Arca de la Calzada al acceso principal de la Escuela de Nivel Medio Superior del Centro Histórico, incorporada a la UG.

Esta manifestación no fue la única, en la capital guanajuatense estudiantes y padres vestidos de negro marcharon en silencio con la demanda, ahora al gobierno estatal, de que paren las agresiones a las mujeres en espacios educativos, solicitud a la que se unieron docentes del Departamento de la Universidad de Guanajuato.

Al paso de estas peticiones “justas, atendibles y ejemplares”, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez anunció que convocará a los alcaldes de los 13 municipios donde la UG tiene presencia.

“Hay que hacer una mesa de trabajo y ya estamos en pláticas con el secretario de Gobierno (Luis Ayala Torres) para que cite a los alcaldes y ver cómo garantizamos la seguridad de los estudiantes”, aseveró.

Comentó que una de las exigencias era que el asesinato de Daniela, estudiante de esa casa de estudios, no quede impune.

Tras la convocatoria al diálogo que lanzó la comunidad estudiantil a autoridades estatales y locales, el rector de la UG, Luis Felipe Guerrero, informó a los estudiantes en su cuenta de Twitter que gestionó un diálogo con dichos funcionarios, entre ellos el fiscal Carlos Zamarripa y el gobernador, con la posibilidad de celebrar un encuentro hoy a las 10 horas en el Teatro Principal de Guanajuato.

Señalamientos de este tipo también han golpeado a la UNAM y mantienen en vilo a estudiantes de cuatro preparatorias y una facultad, a unos días de iniciar las vacaciones decembrinas.

Según la universidad, de 2016 al 31 de octubre pasado se han presentado mil 104 quejas relacionadas con violencia de género, de las que resultaron 991 presuntos agresores. De ellas se iniciaron 862 procedimientos y 528 terminaron en sanción.

En respuesta a las acusaciones del presidente del Tribunal Universitario, Eduardo López Betancourt, de que la institución protege a acosadores, la UNAM se defendió asegurando que en el mismo lapso 177 alumnos fueron expulsados, suspendidos y amonestados, mientras que a 50 profesores se les rescindió el contrato, a 74 se les suspendió y a 49 se les amonestó.

A otros 29 trabajadores administrativos también se les despidió, a 51 se les suspendió, a 23 se les amonestó y se castigó a 15 trabajadores de confianza.

Ayer, las protestas ocurrieron en la Escuela Nacional Preparatoria número 3, Justo Sierra; en el campus en Gustavo A. Madero, integrantes del colectivo Rosas Rebeldes, con el rostro cubierto, cerraron los accesos para demandar la destitución de docentes señalados por acoso y la salida del director del plantel por no intervenir en los hechos.

De al menos 11 de los 39 planteles que paralizaron actividades en noviembre para manifestarse, las preparatorias 5, 7, 8 y 9 y la Facultad de Filosofía y Letras llegaron a diciembre sin actividades; solo la 5 regresó el miércoles a clases.

Denuncias de agresiones a mujeres también han salido a la luz en escuelas de Coahuila, donde se contabilizan 17 casos de acoso escolar y cinco de abuso sexual contra estudiantes que provocaron la baja de 20 docentes, de acuerdo con el secretario de Educación estatal, Higinio González Calderón.

El funcionario aseguró que aunque es un porcentaje “bajo” frente al número de matrícula, que alcanza un millón 50 mil 727 alumnos en los tres niveles educativos, y que no en todos los casos hay responsabilidad de profesores, se activaron 20 protocolos de atención y seguimiento inmediato a este tipo de situaciones.

“Del total de casos hay tres en proceso. No siempre son los maestros, el abuso y el acoso son fenómenos que se están presentando con frecuencia en el estado, en todos los niveles. Lo primero que hacemos es atender de inmediato en las direcciones de las escuelas”, explicó.

En la lista negra también está la Universidad Autónoma del Estado de México. Solo en este año, la oficina del abogado general de la institución, inició 33 procedimientos de responsabilidad universitaria por acoso, hostigamiento sexual y conductas violentas contra las mujeres.

De ellos, informó el rector Alfredo Barrera Baca, “16 terminaron con seis renuncias o separaciones del cargo, siete en suspensiones definitivas y tres en temporales”, por lo que esa oficina y la Defensoría de los Derechos Universitarios están atentos para recibir y resolver las denuncias.

Audiencia pública

Prisión preventiva a Feminicida de Daniela

En una audiencia pública que duró más de tres horas, realizada en el juzgado de Oralidad Penal de Puentecillas, Guanajuato, se dictó prisión preventiva a Jonathan “N”, señalado por la Fiscalía General del Estado como presunto feminicida de la estudiante Ana Daniela Vega González; el próximo 10 de diciembre continuará el proceso.

La defensa del inculpado pidió a la juez Paulina Manzano que se aplicara el recurso de ampliación constitucional en su máximo periodo de 144 horas (seis días), a fin de llevar a cabo diligencias testimoniales, pues a decir del abogado minutos antes de la audiencia se les había entregado parte del expediente que no había podido leer.

Durante la audiencia se dijo que Jonathan y Ana Daniela mantuvieron una relación de noviazgo al menos siete meses.

Además, la Fiscalía señaló que varios datos prueban que los jóvenes llegaron juntos al departamento que la víctima compartía con una amiga a las 22:59 horas y que a las 02:12 de la madrugada, cámaras de vigilancia captaron que del lugar salió un hombre con unas maletas.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta