Esta carta es «una mentira desesperada para disimular su miserable incompetencia en el cumplimiento del estricto mínimo de sus propias obligaciones», reaccionó en Twitter Mohammad Javad Zarif, ministro iraní de Relaciones exteriores.

Si Gran Bretaña, Alemania y Franciaquieren tener «un mínimo de credibilidad mundial, pueden comenzar por ejercer su soberanía en vez de plegarse a las presiones estadounidenses», denuncia.

La resolución de la ONU, recuerdan las tres potencias europeas, prevé que «Irán está obligado a no tener ninguna actividad relacionada con misiles balísticos concebidos para llevar armas nucleares, incluso disparos que recurran a la tecnología de misiles balísticos».

Se apoyan especialmente en imágenes difundidas en las «redes sociales» el 22 de abril de 2019 que muestran el ensayo de una nueva versión de misil balístico de medio alcance Shahab-3, según ellos capaz de transportar un arma nuclear.

Estados Unidos, que se retiró en 2018 del acuerdo sobre el tema nuclear iraní, acusa a Teherán de tratar de desarrollar misiles con capacidad nuclear, lo que niegan los iraníes.

Gran Bretaña, Alemania y Francia citan otras pruebas de desarrollo de esos misiles balísticos, como el lanzamiento en agosto por los rebeldes hutíes en Yemen.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta