Karen Espíndola, la mujer reportada como desaparecida el martes pasado y que luego volvió a su domicilio por su propio pie, reconoció que se equivocó y no pensó en las consecuencias del mensaje que mandó a su familia, en el que señalaba que un taxista se veía sospechoso, por lo que pidió perdón.

Durante una entrevista televisiva, explicó que ese día, aproximadamente a las 12:00 horas, acudió a la zona de Reforma a dejar un documento que necesitaba para su trabajo, luego se dirigió a la estación General Anaya del Metro, y abordó un taxi para trasladarse a un bar con amigas y amigos al que llegó alrededor de las 16:00 horas.

Karen Espíndola, de 27 años de edad, precisó que el mensaje en el que decía a su mamá que un taxista se veía sospechoso y grosero lo mandó aproximadamente a las 20:00 horas, con la intención de quedarse más tiempo en dicho lugar.

No tenía que mandar ese mensaje. No me imaginé que todo esto se iba a salir de control. No pensé en las consecuencias y apagué el teléfono», detalló Karen Espíndola al pedir perdón.

Tras salir del bar, recordó, se dirigieron a una tienda a comprar y luego a la casa de un amigo. Dijo que no volvió a prender el celular hasta las diez de la mañana del día siguiente cuando un amigo le informó lo que estaba pasando en redes sociales.

Quiero pedirles perdón a todas las personas que se preocuparon y que hicieron todo esto posible (su búsqueda) sin que yo lo mereciera», subrayó Karen Espíndola.

También pidió que no se desquiten con su familia pues, asegura, están siendo acosados públicamente por los hechos, y estableció que está dispuesta a aclarar la situación pero sin involucrar a sus seres queridos, a quienes también pidió perdón.

Dentro de esta entrevista dio a conocer que no tiene cuenta de Twitter y que cualquier información referente a dicha red social es falsa, pues ella no ha escrito nada por ese medio. Dice estar apenada por la situación con su hermano, papás y la ciudadanía que la apoyó.

Por otro lado, Karen Espíndola acudió a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, ubicadas en la avenida Jardín, en la alcaldía Azcapotzalco, informó la dependencia del gobierno capitalino.

De acuerdo con información de la Procuraduría, al no encontrarse elementos que pudieran acreditar la probable comisión de algún delito, se cerrará la carpeta de investigación que se abrió a petición de los familiares de Karen Espíndola, relacionada con la denuncia presentada por su presunta desaparición.

Esta nota originalmente se publicó en UnoTv

Compartir

Dejar respuesta