Los Fiscales y Procuradores del país, durante la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia (CNPJ) acordaron implementar, de forma gradual a partir del 1 de enero del 2020, el Sistema Estadístico Nacional de Procuración de Justicia.

Durante la XLII asamblea plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia que se realiza en la Ciudad de México, el Fiscal General de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, detalló que este proyecto va encaminado a sustituir el informe que realiza actualmente el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Agregó que este sistema permitirá tener información validada y homogénea sobre el número de homicidios, robo de vehículos, vinculaciones a proceso y órdenes de aprehensión, solicitadas y ejecutadas, entre otros rubros.

“Se trabajará con base en una estadística que obedezca a variables específicas, como datos de la denuncia de las carpetas de investigación, datos generales de las víctimas, la defensa legal, la asesoría legal, los mandamientos judiciales, estado procesal, mecanismos alternativos y todos los datos que conforme precisamente el trabajo que realizan o realizamos las fiscalías y procuradurías del país”.

Destacó que los datos que serán concentrados en el Sistema Estadístico Nacional de Procuración de Justicia, podrán determinar cuántas órdenes de aprehensión se obtienen mensualmente porque hasta el momento, no se tienen algunos datos importantes.

“Hoy no sabemos exactamente cuántas órdenes de aprehensión cada mes se obtienen por parte del ministerio público, cuantas vinculaciones a proceso dictan cada mes y por qué delito, por ejemplo, los jueces de control, cuantas suspensiones al proceso o acuerdos repertorios impulsan los ministerios públicos y acuerdan positivamente los jueces, cuántas sentencias preparatorias, se emiten cada mes”, explicó.

Este mecanismo buscará crear algunos protocolos de confidencialidad para evitar la fuga de información, sobre todo de los denunciantes o los testigos en un delito considerado de alto impacto.

Por otra parte, se acordó el trabajo de manera coordinada con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) diversas estrategias para diferenciar las ejecuciones de los homicidios con la finalidad de que las carpetas de investigación que nada tengan que ver con muertes generadas por la delincuencia organizada se mezclen en los ministerios públicos.

De esta manera se podrán establecer mejores parámetros de la violencia en el país y las entidades más afectadas por el crimen organizado. Para ello, por medio del Inegi, defina no solamente la tipificación en casos de homicidio doloso y culposo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta