El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, defendió a su secretario de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, de estar implicado en los presuntos “moches” que proveedores entregaron a la ex secretaria de Bienestar Social y el ex oficial mayor.

Al cuestionarle si solicitará la licencia de Rodríguez Lozano, el mandatario respondió “no, solamente que esté implicado. Yo no lo veo implicado. No sé nada yo de eso”.

«Las investigaciones de los pagos millonarios a los ex integrantes del gabinete deberán llegar hasta las últimas consecuencias”, dijo Bonilla Valdez.

También reiteró que en ese caso “se le debe de investigar a todos los implicados, pero yo no creo que el secretario esté involucrado”.

La semana pasada, la ex titular de Bienestar Social, Cinthya Gissel García Soberanes, cayó en estado de coma, al revelarse audios y chats de conversaciones que sostuvo con el ex subsecretario de esa misma dependencia, Rosendo Colorado, encargado de entregar los presuntos moches al ex oficial mayor del estado, Jesús Núñez, quien dos días después solicitó licencia al cargo.

La Fiscalía General del Estado (FGE) inició una carpeta e investigación al respecto, así mismo otra indagatoria está a cargo de la Secretaría de Honestidad y la Función Pública, en donde se van a deslindar responsabilidades.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta