Alebrijes de Oaxaca tuvo un torneo de ensueño y desea continuar por ese mismo camino cuando esta noche reciba al Club Atlético Zacatepec para la vuelta de la final del Apertura 2019 en el Ascenso MX.

Los cañeros, pese a que llevan una desventaja de dos goles, luego de caer 3-1 en la ida disputada en el Estadio Agustín Coruco Díaz, irán a Oaxaca en busca de remontar el marcador para poder levantar el trofeo de la liga de plata, y aunque la estadística no están de su lado, el técnico Ricardo Valiño cree que solo son números que se pueden revertir, y más en este encuentro donde aún quedan 90 minutos para dejarlo todo en el terreno de juego.

«Las estadísticas a veces suman, a veces no, pero no dejan de ser números fríos. Nosotros nos evocamos a un planteo, a imaginar situaciones de juego que pueden ocurrir y también hay que sacarlas adelante más allá de los números, a veces se derriban unos en un partido o duran cuatro años, es relativo; sí tenemos la obligación de ir a buscar el partido y eso es lo que vamos a hacer porque comenzamos con una desventaja», expresó Ricardo Valiño, entrenador de los cañeros.

Del otro lado, Alebrijes se encuentra tranquilo por el partido de esta noche en el que creen que podrán levantar el trofeo que los acredite como el campeón del circuito de plata y frente a su afición, el cual sería el segundo en su historia en esta división, aunque saben que no debe haber un exceso de confianza, y es por ello, que han trabajado en todos los aspectos técnicos, pensando en los 90 minutos que restan.

«Trabajamos en cuanto a todos los aspectos, sabemos que la pelota parada es importante para Zacatepec pero también a la hora del desarrollo del partido son jugadores con mucha capacidad, con mucho desequilibrio, por eso trabajamos todo», declaró Ricardo Pérez, técnico de  Alebrijes de Oaxaca.

Pese a que la llave está a favor de Alebrijes, ambos equipos prometen un gran espectáculo en el Instituto Tecnológico de Oaxaca, debido a que fueron de las mejores ofensivas del Apertura 2019.

 

 

 

Esta nota fue publicado por Milenio

Compartir

Dejar respuesta