Cuernavaca, Morelos

El reto es difícil, pero no imposible. Bajo las condiciones de una final, todo puede pasar. El Zacatepec lo sabe, lo reconoce, y lo siente, por eso desde el sábado, al día siguiente de la Final de Ida, el equipo comenzó a preparar la estrategia para dar la vuelta al marcador y coronarse en cancha visitante. Primero tendrá que ganar por ventaja de 2 goles y forzar el alargue, o más y lograr la hazaña.

El técnico argentino habló acerca del apoyo que mostró la afición el pasado viernes: “La mayor satisfacción es poder darle una alegría a la gente, eso no tiene precio, estoy seguro que nosotros vamos a pelear hasta el último minuto, nos vamos a entregar, vamos hacer un partido inteligente, vamos a intentar hacerle daño al rival. Tenemos jugadores de jerarquía que en cualquier momento pueden marcar desequilibrio y ganar un partido.

Es factible que por el marcador muchos coincidan que la llave ya está cerrada, simplemente esto es futbol, tenemos jugadores de jerarquía, a partir de la confianza que uno tiene sobre los jugadores nosotros la ilusión la tenemos intacta” externó el timonel de la escuadra cañera.

Tras la derrota 1-3 en el “Coruco” Díaz ante Alebrijes Oaxaca, los “Cañeros” se repusieron anímicamente, conscientes de que por delante quedan 90 minutos más al agregado. Por eso, el sábado y domingo reanudaron entrenamientos en el Estadio “Centenario” en Cuernavaca, Morelos.

Previo a la sesión, Ricardo Valiño pidió a los jugadores aprender de los errores, pero superarlos inmediatamente, tranquilizarse y concentrarse para atender las nuevas indicaciones, estrategias con las que intentarán tomar ventaja desde el arranque y buscar con mayor tranquilidad el gol del empate. Paso a paso, sin desesperarse, concluyó el director técnico.

El lunes pasado, el equipo regresó a su campo de entrenamiento habitual, el Estadio “Mariano Matamoros” en Xochitepec, Morelos. En el lugar, se trabajó por separado con la defensiva y la ofensiva; la primera estuvo a cargo del auxiliar técnico Marco Capetillo, mientras que el estratega se encargó del resto. La intención fue mejorar los recorridos defensivos y pulir la definición.

El “Centenario” volvió a recibir este martes al equipo “Cañero” que aprovechó el sitio para realizar el parado táctico que utilizarán el viernes ante los oaxaqueños.

Este miércoles, después de la sesión, el Zacatepec viajó a la Ciudad de México y más tarde, vía aérea lo harána la ciudad de Oaxaca. La Final de Vuelta del Ascenso MX se jugará este viernes a las 20:30 horas en el Estadio “Tecnológico de Oaxaca”.

La única baja que tendrá el equipo morelense para el duelo definitivo será la del mediocampista argentino Ezequiel Cirigliano.

Esta nota originalmente se publicó en La Unión Noticias

 

Compartir

Dejar respuesta