El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el gobierno de Oaxaca aplicaron 8 millones de pesos para construir una barda perimetral para resguardar el polígono de la zona arqueológica de Monte Albán, luego del enfrentamiento entre comuneros derivado de una invasión en la zona.

El gobernador Murat explicó que la obra ya fue concluida y que la barda perimetral de mide 10 kilómetros, por lo que el sitio quedará resguardado ante invasiones.

“Con esta barda vamos asegurar que este patrimonio de la humanidad y de los oaxaqueños se quede protegido de hoy para siempre”, afirmó,

Detallo que las obras tardaron más de un año y medio, y adelantó que con las acciones se generaron empleos directos en la zona.

El director del Instituto de Patrimonio de Oaxaca (IPAC), Amando Bohórquez, adelantó que además, el INAH invirtió 100 millones de pesos adicionales para obtener los permisos del uso de la zona arqueológica, que pertenecían a los bienes comunales de Santa Cruz Xoxocotlan.

Apenas hace unas semanas, un grupo de comuneros irrumpió en la zona y enfrentó a un grupo de personas que se asentaron en la zona para intentar desalojarlos.

Tras el desalojo, las personas que se asentaron en la zona colocaron campamentos en inmediaciones del lugar para esperar la respuesta de las autoridades sobre su reubicación.

al respecto, Murat dijo que invitará al grupo de paracaidistas a obtener un terreno para su asentamiento de manera legal.

“Así es la ley, nosotros estamos como gobierno para coadyuvar a sumar, pero sólo los que puedan acreditar la propiedad podrán hacer uso de terrenos, los que no, tendrán que buscar otras opciones”, advirtió.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta