CIUDAD DE MÉXICO

El Programa Internacional para la Evaluación de los Alumnos (PISA) 2018 señala que en América Latina 79 por ciento de los estudiantes están en el nivel mínimo de competencia en lectura, y que no hay avances en aprendizajes de matemáticas y ciencias en los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En conferencia de prensa para dar a conocer los resultados, la directora general de la OCDE, Gabriela Ramos, advirtió que los países que participan en PISA «se mantienen sin cambios, lo que debe generar una reflexión de por qué no avanzamos”.

 

Precisó que la tendencia en los resultados de dicha evaluación —que se realiza cada tres años y que mide las habilidades de estudiantes de 15 años para reproducir lo que han aprendido, de transferir los conocimientos y aplicarlos en nuevos contextos— es que en las naciones de América Latina el promedio es menor al del resto de los miembros de la OCDE.

De acuerdo con PISA, México está en penúltimo lugar en competencias de ciencias y matemáticas (sólo por arriba de Colombia); en lectura hubo retroceso, de los 422 puntos registrados en 2000, se pasó a 420 en 2018 y, de acuerdo con Ramos, los estudiantes (algunos en tercero de secundaria y otros en su primer año de bachillerato) tienen “dificultades en aspectos básicos de esa disciplina, lo que es preocupante”.

Agregó que es relevante la disminución de cinco por ciento en lectura que realizan los alumnos por placer, lo que contrasta con lo que se reporta con más tiempo de conexión a Internet o frente a una computadora.

Aunque hubo una rápida expansión de la educación secundaria, de acuerdo con los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de 2018, sólo uno por ciento de los estudiantes mexicanos se desempeñó en los niveles más altos de competencia (nivel 5 o 6) y 35 por ciento no alcanzó un nivel mínimo de competencia (Nivel 2) en las tres áreas evaluadas.

Las niñas superaron a los niños en lectura en 11 puntos, mientras que los niños superaron a las niñas en matemáticas en 12 puntos (promedio de la OCDE: 5 puntos) y en ciencias en nueve puntos.

Sin embargo, el nivel socioeconómico —que por primera vez fue considerado en el examen de PISA— fue un fuerte predictor del desempeño, ya que los estudiantes mexicanos más avanzados superaron en lectura a los estudiantes desfavorecidos en 81 puntos.

Es importante señalar que nuestro país se ubica en habilidades de lectura por debajo de Chile, Uruguay, Costa Rica, y por arriba de Brasil, Colombia Perú y Panamá.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta