Adrián, integrante de la familia LeBarón, aseguró que en la reunión en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador se les dio a conocer que existen avances en la investigación sobre la masacre del 4 de noviembre en Bavispe, Sonora y dijo “estamos contentos de que no nos dieron atole con el dedo”.

Al terminar el encuentro, dijo que no pueden dar detalles de la investigación, porque podrían poner en riesgo su seguridad y anunciaron que en un mes se reunirán nuevamente con el Presidente.

“Me siento impotente y el Presidente dice ‘sí está muy difícil’, yo le doy toda razón, esto puede tardar”, comentó antes de  trasladarse hacia la Cancillería donde se reúnen ya con el canciller Marcelo Ebrard.

En el encuentro con la comitiva que viajó de Estados Unidos, Sonora y Chihuahua, estuvo el Fiscal General, Alejandro Gertz.

Por su parte, Julián Lebarón aseguró que “no somos enemigos de la autoridad” y calificó como positiva la reunión porque se estableció una ayuda mutua, además de exigir que se castigue a todos los responsables.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta