En los primeros diez meses del año, la recaudación del Impuesto al Valor Agregado(IVA) y del Impuesto Sobre la Renta (ISR) registró caídas, la Secretaría de Hacienda reconoció que esto se debió a una menor actividad económica; además, los ingresos presupuestarios fueron menores, debido a menores recursos petroleros, en tanto que el gasto público presentó un subejercicio.

De acuerdo con el Informe de la Finanzas Públicas y la Deuda Pública, los ingresos presupuestarios totales del sector público fueron inferiores al calendario de la Ley de Ingresos en 33 mil millones de pesos y respecto a lo observado en igual periodo de 2018 disminuyeron en 0.3 por ciento real.

A su interior, los ingresos tributarios no petroleros ascendieron a 2.685 billones de pesos, lo que representó un crecimiento de 1.6 por ciento real respecto a lo observado en el mismo periodo de 2018; sin embargo, aunque hubo una mayor recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), con un crecimiento real de 31.6 por ciento, el IVA y el ISR disminuyeron en 3.2 y 1.2 por ciento real, respectivamente, como resultado de la menor actividad económica.

​En tanto, los ingresos petroleros se ubicaron en 759 mil 600 millones de pesos, cifra menor en 8.3 por ciento real a los registrados en el mismo periodo del año anterior, derivado de una menor plataforma de producción de petróleo y un menor volumen de ventas internas.

Gasto con subejercicio, pero aumenta costo financiero por intereses más altos

Del lado del gasto neto pagado, a octubre de 2019 sumó 4.579 billones de pesos, monto menor al previsto en el programa del Presupuesto de Egresos en 155.3 mil millones de pesos.

En tanto, el gasto no programable fue inferior en 89 mil 600 millones de pesos a lo previsto, debido al menor costo financiero por 42 mil 400 millones de pesos; menores participaciones por 37 mil millones y menor pago de Adefas y otros por 10 mil 300 millones de pesos.

Respecto a enero-octubre de 2018, el gasto neto pagado fue menor en 2.2 por ciento en términos reales, el gasto no programable fue inferior en 1.9 por ciento y el gasto programable en 2.3 por ciento, esto debido a una menor inversión física; una disminución en el gasto de operación; y menores subsidios, transferencias y aportaciones, distintas de servicios personales, fueron inferiores en 4.2 por ciento real.

No obstante, las participaciones a las entidades federativas aumentaron 0.7 por ciento en términos reales; las pensiones y jubilaciones se incrementaron 4.4 por ciento; y el costo financiero de la deuda aumentó 6.2 por ciento real, por un mayor pago de intereses de la deuda y por mayores recursos para los programas de apoyo a ahorradores y deudores de la banca.

Deuda pública llega a 10.559 bdp

Al mes de octubre de 2019, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), la expresión más amplia de la deuda pública, ascendió a 10.559 billones de pesos, nivel consistente con los techos de endeudamiento aprobados por el Congreso de la Unión para 2019, informó la Secretaría de Hacienda.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta