Keiko Fujimori, la líder de la oposición en Perú, salió este viernes de la cárcel donde estaba en régimen de prisión preventiva desde hacía casi 13 meses entre celebraciones de cientos de seguidores que armaron una fiesta frente al centro penitenciario con globos e incluso fuegos artificiales.

La hija del ex presidente Alberto Fujimori afrontará en libertad el resto de la investigación que le sigue dentro del caso de corrupción Odebrecht por presunto lavado de dinero en la financiación de sus campañas electorales, gracias a un polémico fallo del Tribunal Constitucional que anuló la prisión preventiva.

En la puerta de la cárcel le esperaban su marido, el estadunidense Mark Vito, que 18 días atrás se había declarado en huelga de hambre para reclamar su liberación, acompañado de dirigentes del partido fujimorista Fuerza Popular y los centenares de seguidores que estallaron de alegría al verla en persona.

Keiko Fujimori besa a su esposo Mark Vito al salir de prisión y dar un mensaje a sus seguidores. (EFE)

En sus primeras declaraciones a la prensa, Fujimori dijo que este tiempo en prisión ha sido «el evento más doloroso de mi vida» y que ha tenido la oportunidad de «reflexionar y pensar sobre las cosas que he podido hacer mejor».

La ex candidata presidencial agregó que el Tribunal Constitucional corrigió un proceso «lleno de abusos y arbitrariedades y lo que me corresponde es seguir enfrentando esta investigación, seguir colaborando con la justicia». Fujimori pidió además «dejar de lado los odios, diferencias y trabajar juntos, siguiendo hacia adelante».

También agradeció a Dios por darle fuerzas para resistir, a su esposo e hijas, a su abogada, a sus militantes y simpatizantes que hoy la esperaron en la puerta del penal.

La líder de Fuerza Popular dijo que se tomará un tiempo para reencontrarse con su familia y recuperar su salud, y que «más adelante decidiré que haré en la segunda etapa de mi vida».

La vinculación con Odebrecht y el hábeas corpus

A pesar de su ex carcelación, Keiko Fujimori seguirá siendo investigada por la fiscalía por los aportes de la empresa brasileña Odebrecht a su campaña electoral del 2011 y 2016.

Los ejecutivos de la constructora admitieron haber aportado un millón de dólares a la campaña de Fujimori en 2011, y otro monto en 2016, y una serie de empresas peruanas han revelado en los últimos días que también formaron un fondo para financiar la candidatura presidencial de la también ex legisladora.

Mientras que la investigación en su contra seguía su curso, su hermana Sachie Fujimori presentó un recurso de hábeas corpus ante el Tribunal que fue aprobado por cuatro de los siete magistrados y que anuló la orden de detención preventiva.

Los magistrados afirmaron en su resolución que los indicios del delito atribuido por la fiscalía a la también ex legisladora están basados en conjeturas y presunciones, y que se vulneró su derecho al debido proceso al haberse tramitado con retraso la apelación de su defensa a la orden de detención, entre otros puntos.

El fiscal que lleva el caso contra Fujimori, José Domingo Pérez, comentó este viernes que la sentencia del Tribunal es «contradictoria» e informó que el procurador del Poder Judicial pedirá su nulidad.

Fujimori declaró ante la prensa tras salir de prisión por un fallo del Tribunal Consitucional que dedicará tiempo a su familia. (EFE)

No obstante, el presidente del Tribunal, Ernesto Blume, declaró que «la sentencia es cosa juzgada, es inamovible y hace carácter obligatorio».

La resolución del Tribunal fue recibida por la jueza Rosa Amaya quien emitió a su vez una orden de liberación y la envió al Instituto Nacional Penitenciario (INPE)para que sea ejecutada de inmediato.

El jefe del INPE, César Cárdenas, declaró a la prensa local que estaban haciendo «todos los esfuerzos para poder procesar todas las ordenes de liberación que nos ha comunicado el Poder Judicial de distintos despachos judiciales».

Cárdenas explicó que el INPE debía verificar que no haya otra orden de detención contra Fujimori para poder autorizar finalmente su liberación y, en ese sentido, confirmó que la ex carcelación se produciría este viernes.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta