CIUDAD DE MÉXICO

El Cascanueces abre un espacio para el diálogo y la comunicación que tanta falta hace en un país convulsionado, aseguró el director ejecutivo de la Compañía Nacional de Danza (CND), David Bear.

Este ballet se ha convertido en un espectáculo clásico de la Ciudad de México, forma parte del espíritu de la época navideña y este año es dirigido por la bailarina Elisa Carrillo, codirectora de la Compañía.

«Todo espectáculo artístico que esté hecho desde un lugar honesto, permite evidentemente el crecimiento, el entendimiento del uno con el otro, y es lo que creo que en esta sociedad nos hace falta, no sólo en México, sino en el mundo, entender qué es lo que está sucediendo, poder comprenderlo y sobre ese sentido poder habitarlo”.

Bear hizo hincapié en la participación de la codirectora de la Compañía, y multipremiada bailarina, Elisa Carrillo en esta edición de El Cascanueces.

La bailarina mexiquense permanece en Berlín y desde allá decidió quiénes encabezarían el elenco de este año en este ballet.

«La maestra Elisa Carrillo, y el maestro Cuauhtémoc Nájera, que son los directores artísticos de la compañía determinan quienes bailan y quienes van a hacer los roles principales de la puesta en escena, determinan los elencos en el transcurso del año”, explicó Bear.

El Cascanueces tendrá su temporada 39 en la Ciudad de México. Cada año los papeles se afinan y es el compromiso de cada participante lo que hace distinta cada edición.

La falta de recursos financieros no deberá afectar la calidad de las presentaciones, insistió Bear.

«Siempre he escuchado que para la cultura no hay dinero. No es esperanzador para nadie escuchar la relación de los recortes ni lo que implica, pero también hay una cosa: el artista ha hecho su actividad con o sin recursos. Escuchar que no hay dinero es un común denominador desde hace muchos años, y aquí estoy».

La novedad tiene que ver con cómo lo hacemos nosotros y desde dónde lo estamos trabajando; si lo pensamos sólo como una obra de repertorio no tendría mucho caso”, comentó Bear.

Blanca Ríos, primera bailarina de la Compañía interpretará al Hada del Azúcar, y cumple 28 años de su primera aparición en roles secundarios de El Cascanueces.

Argenis Montalvo, por su parte, interpretará al Caballero del Hada del Azúcar, el rol principal de este ballet.

La Orquesta del Teatro de Bellas Artes será dirigida por Iván López durante las ocho funciones de la temporada 2019, que inicia el 18 de diciembre próximo.

Esta edición tendrá a 70 bailarines profesionales de la Compañía y 70 niños de diversas escuelas de ballet.

Este año se respetará el espíritu de la pieza de repertorio del ballet clásico y no se utilizarán elementos digitales u otros recursos tecnológicos para enriquecer la experiencia del público.

La edición de este año de este clásico navideño montado por la CND busca superar la cifra de 100 mil espectadores del año pasado.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta