La mañana de este jueves se estrelló una pequeña avioneta en una zona boscosade Ontario, Canadá donde, hasta el momento, se reporta la muerte de siete personas.

El aparato, un avión Piper PA-32, transportaba a siete tripulantes: cinco de nacionalidad estadunidense y dos canadienses.

Medios locales reportan que todos murieron tras el desplome, ocurrido a pocos kilómetros del aeropuerto de Kingston, lugar de donde había despegado minutos antes.

En entrevistas recuperadas por medios se habla que el piloto transportaba a su novia y a tres niños al momento del accidente, sin embargo, estas versiones no han sido confirmadas por las autoridades canadienses.

Mientras tanto, autoridades ya laboran en la zona para rescatar los cuerpos.

Hasta el momento no se saben las causas del accidente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta