El equipo de Napoli, con el delantero mexicano Hirving Lozano de titular, sacó un importante empate 1-1 en condición de visitante frente al vigente campeón Liverpool, en actividad de la Liga de Campeones de Europa.

Los partenopei se plantaron con orden en la complicada cancha de Anfield y salieron airosos contra unos Reds a los que les costó de más la generaciónde juego para tener claridad y dañar la meta defendida por Alex Meret.

El mal inició de los de casa se acrecentó cuando apenas al minuto 19 tuvo que salir de cambio por lesión el brasileño Fabinho, el motor de los dirigidos por el alemán Jurgen Klopp y su ausencia se notó en el primer lapso, pues Liverpool estuvo chato al frente y distraído atrás.

El plan le salía completo al Napoli cuando el belga Dries Mertens peleó un balón en el centro del campo con el zaguero holandés Virgil van Dijk y el atacante se enfiló al ataque para tomar un gran pase Giovanni Di Lorenzo y vencer al portero brasileño Alisson Becker, que significó el 1-0, al minuto 21.

La anotación del Napoli tuvo que ser revisada en el VAR por dos acciones, primero por posible fuera de juego de Mertens y luego por una posible falta del propio Mertens a Van Dijk.

La escuadra italiana se presentó en Anfield sin ganar en Inglaterra en lo que va de su historia con registro de seis descalabros y dos empates en ocho visitas, por lo pronto en el primer lapso esa racha parecía romperse.

El mexicano “Chucky” Lozano tuvo una participación aceptable, si bien apareció poco al frente su tarea fue correr por todos los balones arriba, aunque en algunas ocasiones perdía ante la estatura de los defensores rivales.

En el complemento, Liverpool mejoró lo suficiente y Napoli apostó por aguantar la mínima diferencia, al final los de casa igualaron, pero tampoco los italianos se fueron cabizbajos sabedores de lo complicado que es jugar en Anfield.

El egipcio Mohamed Salah dejó escapar una clara oportunidad con disparo franco que acabó en las manos de Meret y luego en saque de esquina James Milner mandó centro para el cabezazo contundente del croata Dejan Lovren, que significó el 1-1, al 65, el cual fue confirmado por la tecnología.

Hirving Lozano salió de cambio a los 72 minutos para ceder su lugar al español Fernando Llorente. Aunque acabó con el dominio del encuentro los Reds, ambas escuadras para nada se veían preocupadas por firmar la igualada.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta