La economía mexicana está oficialmente en recesión al reportar tres trimestres consecutivos de contracción, coincidieron Bank of America y la calificadora Moody’s.

El Inegi dio a conocer este lunes datos revisados del Producto Interno Bruto (PIB). Según este ajuste, la economía se contrajo 0.08 por ciento en el cuarto trimestre de 2018, 0.09 en los primeros tres meses de este año y 0.06 por ciento en el segundo trimestre.

En el periodo julio septiembre el crecimiento fue de 0.0 por ciento “México está oficialmente en recesión técnica desde el cuarto trimestre de 2018”, indicó Carlos Capistrán, economista en jefe de Bank of America.

Alfredo Coutiño, director de Moody’s Analytics para América Latina, coincidió con que la economía del país entró en recesión al reportar tres trimestres consecutivos de contracción.

“Si aplicamos la metodología estándar a nivel internacional, como debe ser con fines de homogeneidad comparativa, la economía mexicana se encuentra en recesión al reportar no sólo dos, sino tres contracciones trimestrales o tres contracciones anualizadas, punto”, publicó en Twitter.

Cuestionado respecto a si los datos indican una recesión, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera consideró que “un punto más o un punto menos, eso es irrelevante. Lo que hay que entender es que la economía está creciendo a niveles muchísimo más bajos de los deseables».

Frente a ello, lo que se debe hacer es invertir. “Lo que trae esto es un incremento de la demanda agregada, es decir cuando alguien invierte, empieza una obra, hay contratación de trabajadores, de empleo, eso es consumo, etcétera, etcétera, entonces entra en un círculo virtuoso. Y eso es justo lo que vamos a anunciar», dijo sobre el plan de infraestructura que presenta hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Alonso Cervera, economista en jefe de Credit Suisse para México, y el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, coincidieron en que la economía sólo está estancada, ya que la caída en la actividad no ha sido significativa ni generalizada.

De acuerdo con el Inegi, las contracciones en el PIB se debieron a las bajas en actividad industrial, que lleva cinco de los últimos siete trimestres con datos negativos, y al estancamiento en comercio y servicios, con un crecimiento promedio de 0.3 por ciento desde principios de 2018.

El sector agropecuario es el único con crecimientos significativos, pero insuficientes para impactar en el PIB nacional.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, refirió que si bien la ausencia de una definición oficial permite cuestionar si las cifras apuntan a una recesión, sí se puede confirmar que la tendencia del ciclo del PIB muestra que la economía no ha tocado fondo.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, consideró que discutir si estamos en recesión técnica o no es «ocioso, no cambia la vida de los mexicanos, lo que nos importa a nosotros es que se desarrolle el país, que crezca, y para eso debe haber inversión”, dijo el empresario en la presentación del reporte Integridad Corporativa 500.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta