Cuatro meses de trabajos de restauración que implicó una inversión millonaria fueron echados a perder.

Los recién remozados pedestales de las estatuas de Antonio Rosales, Leonardo Bravo, José María Chávez, Gregorio Méndez y Ramón Corona ubicadas en Paseo de la Reforma fueron vandalizados durante la marcha feminista del lunes.

Con ello, los trabajos especializados y minuciosos, pues se realizaron hasta con cotonetes, de restauradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se perdieron.

También fueron vandalizados, al menos, tres pedestales de copones recién restaurados ubicados en Paseo de la Reforma, entre la Glorieta de la Palma y Avenida Insurgentes, se observó en un recorrido.

Además, el Monumento a Cuitláhuac que también estaba en restauración fue vandalizado.

Otras seis piezas, tres esculturas y tres copones, se salvaron y trabajadores del Gobierno capitalino les retiraron los plásticos con los que se protegieron.

El 8 de julio iniciaron los trabajos de restauración de 72 esculturas y sus pedestales, 62 copones y sus basamentos y 284 metros lineales de bancas, como informó Excélsior.

El proyecto que se ejecutaría entre 2019 y 2020 contemplaba una inversión de 24.5 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Obras y Servicios.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta