Audi, el fabricante automotriz alemán, anunció la eliminación de 9 mil 500 empleos en Alemania de aquí a 2025 tras un programa de recortes por seis mil millones de euros hasta 2029.

El ahorro se dará, principalmente, a través de la rotación de empleados y un nuevo programa de jubilación anticipada.

De acuerdo con la firma, el ahorro permitirá «aumentar la competividad» en el marco de la «transformación de la industria automotriz hacia la movilidad eléctrica».

La marca también prometió crear dos mil «nuevos puestos de expertos» en los campos ligados con la movilidad eléctrica y el vehículo conectado.

Tanto las ventas como el volumen de negocio y el beneficio operativo del fabricante cayeron en los tres primeros meses del año, pese a que las otras marcas principales del grupo como Volkswagen, Skoda y Seat mejoraron, así como el sector en su conjunto.

«No podemos estar satisfechos de la evolución en Audi», declaró entonces el director financiero del gigante, Frank Witter.

Ante la ralentización del mercado automovilístico, Audi va también a reducir la capacidad de producción de sus dos fábricas alemanas lastradas por una caída de la demanda.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta