Las noticias son malas, la economía está al borde del colapso, dice Urzúa Macías, ex SHCP de López Obrador. Analiza información por estados. “Comparando los datos del PIB acumulados sin el ajuste estacional la situación económica es aún más preocupante”, podríamos terminar el 2019 con un crecimiento negativo de -0.2%, escribió el periodista Hugo Páez, en su columna, La Teoría del Caos. Por ser de importancia, Tiempo Digital.mx la pública en este espacio:

 

“Las noticias son malas”, dice Carlos Urzúa Macías, ex Secretario de Hacienda de Andrés Manuel López Obrador, y agrega: “la economía no está técnicamente en recesión, aunque sí al borde del precipicio”.

Urzúa tuvo una intempestiva salida del gabinete federal por enormes diferencias con la visión económica del presidente, quien en esta misma semana presentó un libro titulado “Economía moral”.

 

Ahora, fuera del gobierno y como Profesor Titular del Tec de Monterrey, la sinceridad el ex titular de la SHCP en el análisis económico merece mayor crédito, ya que no tiene que guardar las formas y estirar el lenguaje para evitar pánico en los mercados y no darle armas a los ‘adversarios’ de López Obrador.

 

Dice Urzúa que si comparamos los datos del PIB acumulados sin el ajuste estacional reportados por el Inegi, la situación económica es aún más preocupante, y que el crecimiento del Producto Interno terminará oscilando entre 0.2% y -0.2%. Pasando la barrera negativa tendrá impacto mediático dramático para la administración de Andrés Manuel.

 

Analiza la economía de los estados a partir de los datos del Instituto de Estadística Geografía e Informática y pone énfasis en el desastre económico de Baja California y Tabasco, el estado natal de López Obrador. El primero con con -7.5% y el segundo con -10.3%.

Aquí un fragmento de la columna de Carlos Urzúa que puede consultar en El Universal https://bit.ly/2DaHS0g

 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó recientemente las cifras preliminares sobre el Producto Interno Bruto (PIB) nacional del tercer trimestre del año.

 

En tres semanas se publicarán las cifras finales, pero las estadísticas oportunas, como las llama el Inegi, tienden a ser muy cercanas a las definitivas. Ya tenemos, pues, información acerca de cómo se comportó la economía en los meses de julio, agosto y septiembre. Y, lamentablemente, las noticias son malas.

 

Comencemos con las comparaciones entre trimestres consecutivos.  Como reportó con anterioridad el Inegi, el PIB del primer trimestre del año cayó 0.2% respecto al del último trimestre de 2018, y el del segundo trimestre creció mínimamente, 0.02%, respecto al del primer semestre. Ahora el Inegi estima que el PIB del tercer trimestre creció respecto al segundo con una tasa de 0.1%. Así pues, como los tres últimos cambios porcentuales fueron -0.2%, 0.02% y 0.1%, la economía no está técnicamente en recesión, aunque sí al borde del precipicio.

 

Ahora bien, como fue ya comentado en una columna anterior, esos porcentajes se obtienen a través de un procedimiento de “desestacionalización” que no es muy robusto. Por ello es mejor comparar los datos del PIB acumulados y sin el ajuste estacional, los cuales también son reportados por el Inegi. Bajo esa óptica, la situación económica es aún más preocupante (continúa https://bit.ly/2DaHS0g).

 

Esta columna se publicó originalmente en el portal HugoPaez periodismo-análisis-opinión

 

 

Compartir

Dejar respuesta