El gobierno interino de Bolivia y los sectores de oposición abrirán este sábado un diálogo para «pacificar el país» tras un mes de violenta crisis que deja 32 muertos, anunció este viernes el ministro de Obras Públicas Yerko Núñez.

«A las cuatro de la tarde (20H00 GMT) estamos comenzando a dialogar para pacificar el país», señaló el portavoz oficial en una declaración a la prensa.

El senador Oscar Ortiz, del gobierno de transición de Jeanine Áñez, informó sobre el consenso, que anularía las elecciones del 20 de octubre.

Los senadores aseguraron que el proyecto de ley sería entregado el sábado por la mañana ante el pleno del Senado y en caso de ser aprobado sería derivado a la cámara de Diputados.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta