Los incendios forestales en Nueva Gales del Sur, en Australia, continúan amenazando a la reserva de koalas en Port Macquarie, pues la mitad de los marsupiales han muerto, sin embargo, algunos han sido rescatados por personas, como el reciente caso de una mujer que decidió usar su ropa para apagar las llamas y salvar a uno de estos peludos animales.

Un video que circula en redes sociales muestra cómo una mujer ayuda a un koala que huye de las llamas, ésta se quita su blusa y comienza apagar las brasas que arden sobre el cuerpo del marsupial, lo pone a salvo e hidrata con agua y posteriormente lo lleva a un hospital especializado en Port Macquarie.

Este koala, como muchos otros, ha sido afortunado al ser rescatado, pero los incendios forestales siguen arrasando con la especie al haber ocasionado la muerte de al menos 350 en Port Macquarie, una cifra que se compara con una población total de 500 a 600 en la reserva.

Pero Amanda Gordon, quien lidera el equipo de cuidadores, señaló que algunos de los problemas de salud de los marsupiales son difíciles de detectar.

«A veces los koalas parecen estar realmente bien. Sus patas pueden estar sanando pero si está pasando hay algo que no podemos ver, no hay mucho que podamos hacer».

Los veterinarios prevén que necesitarán al menos 10 días para evaluar el daño total a la población de los koalas.

Las estimaciones de población de koalas, nativos de Australia, varía ampliamente, desde 50 mil hasta poco más de 100 mil.

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta