CIUDAD DE MÉXICO.

Sin invitación de por medio, los campesinos que bloquean la Cámara de Diputados harán bola al desfile del 20 de Noviembre.

En tiempos de la Revolución, la bola era la expresión usada para referirse a la gente que se sumaba al movimiento armado.

Álvaro López Ríos, líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), anunció que su organización y otras más se colarán al desfile de hoy tras el fracaso del diálogo con diputados, en el que exigían más recursos.

Luego de afirmar que los dejó plantados Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política, descartó liberar los accesos a la Cámara, que mantienen tomados para evitar la aprobación del Presupuesto 2020. El líder de la UNTA advirtió que la única forma de retirarlos será por la fuerza.

En tanto, los diputados le dieron cuerda otra vez al reloj legislativo y aplazaron al viernes la sesión que habían programado hoy para dictaminar, discutir y aprobar el presupuesto.

Tras reunirse con su bancada, Delgado admitió que no hay acuerdos con los  campesinos para que los dejen sesionar, pero ocuparán estos días para buscarlos.

“(Hoy) tenemos todo el día y el jueves. La fecha límite es el 31 de diciembre, todavía está muy lejos”, señaló.

Junto con Laura Rojas, presidenta de la Mesa Directiva, pidió liberar la Cámara. “No vamos a solicitar el uso de la fuerza para generar una confrontación”, dijo Rojas.

Campesinos se colarán a desfile

Amagan con marchar temprano hacia el Zócalo y unirse ahí al festejo por el aniversario de la Revolución.

A un día de que se cumpliera el nuevo plazo que los diputados se habían fijado para reanudar la sesión interrumpida el pasado 6 de noviembre y aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, las negociaciones entre los líderes campesinos y los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) fracasaron.

Luego de esperar durante más de una hora para reunirse con el presidente de la Jucopo, Mario Delgado, el líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López Ríos, advirtió a Delgado que “no era el gato de nadie”, y que los esperaban (a los diputados) en el plantón de San Lázaro si querían negociar.

López Ríos, cuya organización es parte del Frente Auténtico del Campo (FAC) informó que este miércoles marcharán en el desfile del 109 aniversario de la Revolución Mexicana.

Es decir que, sin ser invitados, se unirán a la bola como los antiguos revolucionarios.

Irse a la bola era la expresión que indicaba que la gente se sumaba a la Revolución.

“Mañana vamos a marchar de la Cámara al Zócalo temprano. Dejaremos guardias, pero un contingente importante marcharíamos al Zócalo. La idea sería participar en el desfile conmemorativo de la Revolución”, dijo

Aseguró que la única forma en que dejarían la Cámara de Diputados sería con el uso de la fuerza.

Por la noche, acusó que la Secretaría de Gobernación lo amenazó para que desistan de su intención de marchar este miércoles junto al desfile del 109 aniversario de la Revolución Mexicana; también reveló que Mario Delgado, líder de los diputados de Morena, le propuso “una negociación en lo oscurito” para que liberen la Cámara.

Durante una reunión con medios de comunicación en su campamento frente a la Cámara, Álvaro López recibió este martes por la noche una llamada telefónica presuntamente de Gobernación.

Sin alejarse de los medios, se escuchó en varias ocasiones al líder justificar el interés de la UNTA y de los grupos del Frente Auténtico del  Campo de participar en el desfile de la Revolución.

“Está bueno, usted tiene una apreciación y yo tengo otra… no se trata de una afrenta, se trata de festejar junto con ustedes si es que quieren, si no, ustedes hacen su evento y nosotros hacemos el nuestro… bueno, pues ahí nos coordinamos y nosotros vamos a ser la columna que abra el desfile.

Después de la llamada, López Ríos dijo: “me están amenazando, que es un acto organizado por el Ejército y que no debemos molestar”.

Por otra parte, reveló que Mario Delgado le propuso liberar el Palacio Legislativo para que el Presupuesto fuera aprobado, con la promesa de que ellos gestionarían después “bajarles recursos”.

“Yo les mostré el mensaje de que quería hablar con nosotros, y estar desde las 5 de la tarde aquí esperando me parece muy indigno, esperarlo hasta que se le ocurra”, agregó.

Al cierre de esta edición, policías con escudos antimotines fueron desplegados en calles aledañas a la Cámara de Diputados, presuntamente para evitar la movilización de los campesinos.

ANTORCHA SE REFUERZA

Homero Aguirre, vocero de  Antorcha Campesina, negó que las guardias que realizan en San Lázaro estén armadas y dijo que “los campamentos que tenemos pueden ser visitados por quienes quieran; ahí no hay arsenales, hay gente pobre que quiere obras, servicios, quiere apoyo; vamos a reforzar más o menos con siete mil personas.

Estos refuerzos se suman a los tres mil antorchistas que ya están en las inmediaciones de la Cámara de Diputados.

El vocero aseguró que es una calumnia que se diga que se quieren moches y acusó a Morena de querer apropiarse de una bolsa multimillonaria.

Sostuvo que Antorcha Campesina se mantendrá en el plantón que tiene desde hace una semana y no planean sumarse al FAC para intentar boicotear el desfile del 20 de noviembre.

Acusó que los diputados de Morena se han convertido en “sucursales del pensamiento del Presidente”, al obedecer la propuesta de presupuesto del mandatario sin objeciones, y sólo eso ocurre en las dictaduras.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta