El Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos dio este miércoles luz verde a un proyecto de ley que legalizaría la mariguana a nivel federal, eliminándola de la lista de sustancias controladas, por lo que supera así un paso previo a la votación en el pleno de esa cámara.

La legislación 24-10 tiene una alta probabilidad de ser aprobada en la Cámara Baja, donde los demócratas tienen el control con 234 escaños, aunque se espera que enfrente una batalla más dura en el Senado, dominado por los republicanos, mayoritariamente contrarios a la legalización de la mariguana.

De hecho, el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, se ha opuesto públicamente en reiteradas ocasiones a la legalización y buscará presionar para que sus colegas que estén indecisos voten en contra de esta propuesta legislativa.

La Cámara de Representantes de EU, controlada por los demócratas, aprobarían fácilmente el proyecto de ley; en tanto, los republicanos dominan el Senado y podrían rechazar la medida. (Archivo).

En caso de ser autorizada por ambas cámaras, la ley debería ser ratificada por el presidente estadunidense, Donald Trump.

El proyecto de ley en cuestión permite a los estados promulgar sus propias políticas sobre la mariguana y les da incentivos para eliminar los antecedentes penales de las personas con delitos de mariguana de bajo nivel.

Asimismo, incluye un impuesto del 5 por ciento sobre los productos de cannabis, que proporcionarían «capacitación laboral y asistencia legal a los más afectados por la guerra contra las drogas», según el texto de la ley.

De acuerdo a datos de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), los arrestos por mariguana representan más de la mitad de todos los arrestos por drogas en Estados Unidos.

«La criminalización de la mariguana ha sido un error. (…) La disparidad racial en las leyes de aplicación de la marihuana solo agravó este error con graves consecuencias, particularmente para las comunidades minoritarias», defendió el presidente del Comité Judicial, el demócrata Jerrold Nadler.

Hasta ahora, 11 estados y el Distrito de Columbia (Washington D.C.) han legalizado el uso recreativo del cannabis, mientras que la marihuana de uso medicinal es legal en 33 estados de Estados Unidos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta