Por desempleo, en septiembre 195 mil 406 trabajadores pidieron al Infonavit una prórroga en el pago de su hipoteca. Esa cifra es la más alta desde mayo del año pasado.

Desde las 197 mil 966 cuentas que se encontraban en moratoria en mayo de 2018, la cifra se había reducido, pero tuvo un fuerte repunte al inicio de este año.

Semanas de cotización, pesadilla para el retiro

Así, con los últimos datos son siete entidades: Nuevo León, Jalisco, Estado de México, Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila y Sonora, las que concentran más de la mitad de las cuentas de trabajadores con un crédito para vivienda pero que al dejar de percibir ingresos salariales solicitaron al instituto aplazar hasta 12 meses los pagos del capital y los intereses.

Para tener derecho a ese beneficio los trabajadores debieron presentar su solicitud al Infonavit dentro del mes siguiente a la fecha en que perdieron su empleo.

En septiembre el saldo de la cartera en prórroga sumaba 56 mil 400 millones de pesos.

Al cierre del tercer trimestre del año, 2.1 millones de personas (3.6 por ciento de la Población Económicamente Activa) se encontraban desocupadas, 213 mil 360 trabajadores más si se compara con la misma fecha de 2018, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

LOS OTROS DATOS

Las cifras del instituto de vivienda muestran además un repunte desde finales de 2018 en la cartera vencida.

Al cierre de septiembre, de los 5.2 millones de créditos del Infonavit, 317 mil 66 presentaban un retraso de tres meses en sus pagos, la cifra más alta de los últimos dos años.

Eso significa que 6.07 por ciento de las hipotecas no se estaba pagando. Por saldo, el adeudo de los trabajadores en septiembre era de poco más de 118 mil millones de pesos.

Con ello, el monto de la cartera vencida respecto a la total fue de 8.08 por ciento, su nivel más alto desde el tercer trimestre de 2016, cuando alcanzó un nivel de 8.06 por ciento.

En cinco entidades la cartera vencida fue de doble dígito: Tabasco (13.89 por ciento); Veracruz (11.53 por ciento); Tamaulipas (11.52 por ciento); Sonora (10.62 por ciento) y Morelos (10.05 por ciento).

A principios de octubre, Carlos Martínez, director general del Infonavit, anunció un nuevo modelo de cobranza social al señalar que ante el incremento de la cartera vencida en la última década, las administraciones anteriores adjudicaron directamente contratos a despachos de cobranza que incurrieron en abusos.

Esta fue publicada originalmente en El Sol de México

 

Compartir

Dejar respuesta