CDMX.

La contratación de personal sin autorización de la SEP ni Hacienda, desorden financiero de administraciones anteriores, malas políticas en jubilaciones, así como prestaciones onerosas en algunos casos, son parte del problema que tiene en jaque a nueve universidades públicas del país.

Se trata de las universidades autónomas de Oaxaca, Chiapas, Morelos, Nayarit, Sinaloa, Zacatecas, Tabasco, Estado de México y Michoacán, cuyo déficit en conjunto supera los 16 mil millones de pesos.

El problema se recrudeció debido a que ya no contaron con los recursos del programa U081 (Apoyos para la Atención a Problemas Estructurales de las Universidades Públicas Estatales), el cual era utilizado para paliar el endeudamiento de estas instituciones y ya no fue considerado en el presupuesto federal de este año.

Entre los centros con mayor déficit financiero está la Universidad de Sinaloa, que padece un déficit de mil 772 millones 212 mil pesos. El rector, Juan Eulogio Guerra, tiene un salario integrado con bonos que era de 183 mil pesos al mes, pero desde enero pasado es de 104 mil 311 pesos, por la política de austeridad.

La Universidad Autónoma de Zacatecas arrastra un pasivo de 2 mil 100 millones de pesos por incumplimiento de impuestos ante Hacienda y contribuciones al ISSSTE, principalmente.

La Universidad Autónoma del Estado de Morelos tiene recursos para pagar salarios hasta fin de año, pero no para aguinaldos ni otras prestaciones.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta