La policía informó que desarticuló una banda criminal internacional que saqueó lugares antiguos del sur de Italia y traficó con piezas arqueológicas robados valorados en millones de euros.

Los policías realizaron más de 80 registros en Italia, Francia, Reino Unido, Alemania y Serbia, arrestaron a 23 personas y recuperaron más de diez mil piezas arqueológicas.

La banda criminal realizaba excavaciones ilegales en áreas que no habían sido exploradas aún por arqueólogos oficiales. La policía dijo que llevaba siguiendo al grupo desde mayo de 2017, usando micrófonos y videovigilancia para ver cómo hallaban los tesoros artísticos y los vendían después al extranjero.

«Imágenes tomadas por drones muestran la violencia de las excavacionesclandestinas realizadas por esta banda criminal, usando una excavadora (mecánica) para horadar el terreno con una brutalidad enorme», indicó el comunicado policial.

Entre las áreas saqueadas había lugares que databan de cuatro y cinco siglos antes de Cristo, cuando la costa del sur de Italia estaba salpicada de antiguas colonias griegas.

Los ladrones sacaron vasijas de terracota, platos pintados, broches y joyas. Según la policía, las piezas robadas tenían un valor de «varios millones de euros».

Los intermediarios que intentaban vender los restos saqueados trabajaban en Londres, Múnich, la ciudad francesa de Dijon y la serbia Vršac.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta