LA PAZ.

A una semana de la renuncia del expresidente Evo Morales, los bolivianos se enfrentan ahora a la falta de combustible y de alimentos, lo cual llevó a los ciudadanos a realizar largas filas y compras de pánico.

Las autoridades interinas reportaron ayer que un avión militar Hércules aterrizó el sábado para abastecer a los habitantes de la capital con un cargamento lleno de productos alimenticios (principalmente carne) desde la zona de El Alto, evitando así las carreteras bloqueadas que rodean a la ciudad.

Incluso en comunidades de La Paz, ciudadanos optaron por cocinar con leña ante las largas filas para conseguir gas.

«Espero que las cosas se calmen. No conseguimos comida ni gasolina”, expresó Josue Pillco, trabajador de la construcción que habita en el barrio de Wilacota, en la capital de ese país.

En este contexto, el ministro de la Presidencia interina, Jerjes Justiniano, expresó que el gobierno estableció un “puente aéreo” a La Paz.

Sostuvo que los funcionarios esperaban hacer lo mismo con otras grandes ciudades bolivianas aisladas de los suministros.

Las comunidades están aisladas debido a las protestas que golpean al país desde hace una semana, las cuales han dejado un saldo de 24 muertos.

Incluso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos criticó que el gobierno que encabeza provisionalmente Jeanine Áñez avaló la represión.

Por segundo día consecutivo, decenas de personas acudieron a los funerales de las víctimas de los enfrentamientos en el país

El domingo 10 de noviembre, Evo Morales dejó su cargo luego de que policías se amotinaron y militares pidieron su renuncia.

En este contexto, el enviado especial de Naciones Unidas, Jean Arnault, afirmó que un equipo de la agencia mantendrá reuniones con políticos y grupos sociales.

La misión de la ONU deberá buscar la ruta para acabar con la violencia e impulsar elecciones libres.

ALISTAN ARRESTOS DE DIPUTADOS DE EVO

Señalan que existe una lista para acusar a socialistas de sedición y subversión

El nuevo ministro de Gobierno de transición de Bolivia, Arturo Murillo, anunció que a partir de hoy iniciarán los arrestos de diputados afiliados al partido del expresidente Evo Morales.

Murillo reveló la creación de un aparato especial de la Fiscalía contra los legisladores del Movimiento al Socialismo (MAS), quienes presuntamente están cometiendo actos de subversión y sedición.

«Hay senadores y senadoras, diputados y diputadas, no todos, unos cuantos, que voy a empezar a publicar sus nombres, que están haciendo subversión. A partir del lunes (hoy) voy a ordenar, ya tengo listas que los mismos dirigentes de varias zonas me están pasando, los van a empezar a detener con órdenes fiscales”, dijo el ministro interino, que depende del gobierno en funciones que encabeza Jeanine Áñez.

Murillo aseguró que dirigentes políticos y los mismos ciudadanos están aportando información sobre personas que estarían haciendo sedición contra el gobierno.

PONEN ULTIMÁTUM

  • Grupos campesinos afines al exmandatario Evo Morales establecieron ayer un plazo de 48 horas a la presidenta interina Jeanine Áñez para renunciar a su cargo.
  • La presión contra las nuevas autoridades se mantiene a una semana de la renuncia de Morales, así como las protestas en bastiones socialistas.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta