Este domingo falleció Fray Óscar Mayorga, párroco del templo de Santo Domingo de Guzmán, cuyo cadáver es velado en la Capilla del Rosario, de este mismo inmueble religioso.

El sacerdote llevó a cabo su pastoral en este lugar en la Orden de Predicadores, conocidos como frailes dominicos, cumpliendo con el llamado a su vocación de difundir el Evangelio.

La pérdida es importante para la grey católica pues en varias ocasiones, la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, ha señalado que existe una necesidad importante de vocaciones para poder dar la cobertura necesaria en materia espiritual a los oaxaqueños, por lo que el arzobispo Pedro Vásquez Villalobos ha invitado a los jóvenes a que se inclinen a la vida sacerdotal.

Compartir

Dejar respuesta