La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, firmó un decreto para que losintegrantes del Ejército y la policía que participen en los operativos de orden interno queden «exentos de responsabilidades penales» en el cumplimiento de sus funciones y puedan «emplear todos los medios disponibles».

El documento permite a las Fuerzas Armadas emplear todos los medios disponibles y los que puedan ser adquiridos para garantizar el bienestar, la seguridad y la protección de la ciudadanía.

El decreto, con sello del 15 de noviembre de este año, indica que los militares «pueden hacer uso de todos los medios disponibles que sean proporcionales a los riesgos de los operativos conforme a los propuestos en la Ley 400 del 18 de septiembre de 2013 de Control de Armas de Fuego, Municiones y Explosivos y Otros Materiales».

Además, el gobierno de Bolivia obliga a todas las organizaciones e instituciones públicas y privadas a prestar todo el apoyo requerido para el cumplimiento del escrito.

«Para el cumplimiento del presente decreto, las Fuerzas Armadas emplearán todos los medios disponibles, y los que puedan ser adquiridos, de acuerdo a las necesidades a fin de garantizar, la seguridad y la protección del pueblo boliviano», detalla.

Explica que todo el personal que participe en los operativos para el orden interno y la estabilidad pública queda «exento de responsabilidades penales, cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales, actué en legítima defensa o estado de necesidad, en observancia de los principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad».

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta