Notimex

En el tercer trimestre del año, la tasa de desocupación subió a 3.6% –porcentaje equivalente a 2.1 millones de personas– de la Población Económicamente Activa (PEA), de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El organismo precisa que dicha cifra resultó mayor a la reportada en el segundo trimestre de 2019, cuando había 2 millones de personas desocupadas.

En los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) expone que la tasa de desocupación de julio-septiembre resultó mayor al 3.3% del mismo trimestre de 2018, es decir, 213,360 personas más.

La población desocupada es aquella que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

El organismo indica que sólo la tasa desocupación en hombres se elevó 0.1 puntos porcentuales y la de mujeres fue menor en 0.1 puntos porcentuales, de acuerdo con los datos publicados este jueves.

Entre las entidades con las tasas de desocupación más altas en el tercer trimestre del año están: Tabasco, con 7.1%; Querétaro, con 5.4%; Ciudad de México y Sonora, con 5.0%, cada una; Baja California Sur, Coahuila de Zaragoza y el Estado de México, con 4.8%.

Así como Nayarit, con 4.5%; Durango, con 3.9%; y Aguascalientes, Chiapas y Colima, con 3.8%.

Contrario a ello, refiere, las tasas más bajas se mostraron en Guerrero, con 1.4%; Hidalgo, Oaxaca y Yucatán, con 2.0%; Morelos, con 2.7%, y Baja California, Michoacán de Ocampo y Puebla, con 2.9%.

Respecto al empleo informal de todas las modalidades, el Inegi agrega que en este indicador se encontraron 31.2 millones de personas del periodo de julio a septiembre del año en curso.

Dicha cifra, subraya, representó un aumento de 1.8% respecto al mismo lapso de 2018 y representó 56.5% de la población ocupada.

Con base en cifras desestacionalizadas, añade, la Tasa de Informalidad Laboral 1 disminuyó 0.1 puntos porcentuales en el tercer trimestre de 2019 y con relación al trimestre inmediato anterior.

En el lapso de julio-septiembre, la Población Económicamente Activa (PEA) -la población de 15 años y más disponible para producir bienes y servicios- se elevó a 57.3 millones, lo que significó 60.4 por ciento del total.

La cifra mostró un ligero crecimiento cuando un año antes había sido de 56 millones, lo que resultó equivalente a 59.8%, acotó.

Al interior de la PEA es posible identificar a la población con participación en la generación de algún bien económico o la prestación de un servicio (población ocupada), lo que alcanzó 55.2 millones de personas durante el tercer trimestre del 2019 y, de ellos, 33.6 millones son hombres y 21.6 millones son mujeres.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que labora, mostró que siete millones de personas trabajan en el sector primario, 13.9 millones están en el secundario o industrial y 34 millones se encuentran en el terciario o de los servicios.

En tanto, la población subocupada –aquella con necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda– alcanzó 4.3 millones de personas durante el tercer trimestre del año.

Esta nota originalmente se publicó en Forbes

Compartir

Dejar respuesta