Al despedirse de su cargo, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el maestro Luis Raúl González Pérez, en su llamada conferencia Memoria de Gestión CNDH 2014-2019, aseguró que el principal reto que enfrentará la próxima Ombudsman, Rosario Piedra Ibarra, a partir de mañana sábado, será ejercer la autonomía y la independencia del organismo y le deseó el mejor de los éxitos.

«A la maestra Rosario Ibarra de Piedra, nueva ombudsperson nacional, le deseo el mayor de los éxitos en la gestión que mañana inicia. Los retos que encuentra son muchos y las problemáticas complejas, casos como los de Culiacán, Iguala, Tamaulipas, las agresiones a la familia Lebarón, las múltiples demandas sobre médicas y servicios de salud, medicamentos”, dijo el Luis Raúl González.

Y aseguró, que lo mejor que le puede pasar al país es que se tenga a una ombudsman fuerte.

«Por eso deseo que en el ejercicio de todas sus atribuciones, las víctimas sigan con la fortaleza de lo que dicen los españoles, la garantía constitucional que significa la autonomía”, agregó.

El presidente de la CNDH aseguró que la autonomía en su actuación como ombudperson, fue un elemento indispensable para el debido desarrollo de su gestión, ya que cualquier subordinación a autoridades o gobiernos habría condicionado o impedido la posibilidad de denunciar la ilegalidad y los abusos de poder.

Pese a esos obstáculos como, la negativa u omisión de las autoridades para proporcionar la información que les era requerida, y frente a la indiferencia u omisión institucional, este Organismo Nacional pudo investigar y pronunciarse a favor de las víctimas, la legalidad y la defensa de los derechos, en casos de violaciones graves como Tlatlaya, Apatzingán, Tanhuato, Tierra Blanca, Papantla, Nochixtlán, Allende, Palmarito, Tochapan, Iguala, Temixco, San Fernando y Luvianos, entre otros”, dijo.

Durante esta gestión de González Pérez, se presentaron 924 denuncias, se brindaron más de un millón 500 mil servicios de atención y se emitieron 399 recomendaciones ordinarias y 30 por violaciones graves a derechos humanos.

A partir de mañana sábado comienza el periodo de la nueva ombudsman, Rosario Piedra Ibarra, quien rindió protesta en el Senado de la República entre empujones de legisladores que se oponían a que asumiera el cargo, pues denunciaron que hubo fraude en su elección.

También los críticos de Piedra Ibarra criticaron que haya sido militante del partido federal y cinco consejeras consultivas honorarias CNDH presentaron su renuncia, argumentando que el proceso de elección estuvo “plagado de irregularidades y falta de apego a la legalidad.

Por último, Luis Raúl González, aseguró que se va con la conciencia tranquila y se despidió diciendo: «gracias, un millón de gracias».

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta