Luego de la marcha contra el acoso que realizaron estudiantes de la UNAM, del Parque de la Bombilla hacia la Torre de Rectoría, un grupo calificado por autoridades universitarias como «comando de delincuentes» realizó destrozos en el edificio, con lo que se vio también afectado el mural de David Alfaro Siqueiros.

Tras el embate de esta tarde por parte de grupos delincuenciales, el rector Enrique Graue llevó a cabo la inspección del estado físico de la Torre de Rectoría.

Acompañado por el secretario general, Leonardo Lomelí, el rector recorrió los espacios y los pisos afectados, además de que constató el daño causado al mural de David Alfaro Siqueiros, ubicado en la fachada norte de la Torre.

Agradeció también a los vigilantes y a los elementos de Protección Civil de la UNAM por el importante trabajo de contención realizado durante las agresiones.

Daños al mural de Siqueiros
Ésta no es la primera vez que se daña esta obra artística de Siqueiros.  Entre 1998 y 1999, durante la toma de las instalaciones académicas, promovidas y encabezadas por Alejandro Echavarría Zarco, El Mosh, los manifestantes rayaron el mural. Durante las protestas de septiembre de este año, encapuchados dañaron el edificio donde éste se encuentra, pero en esa ocasión no sufrió afectaciones.

Todas las obras de Siqueiros, desde 1980, están catalogadas como Monumento Artístico de la Nación, de acuerdo al Diario Oficial de la Federación.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta