Rusia reconoce a Jeanine Áñez como dirigente en funciones de Bolivia hasta que se elija un nuevo presidente, aunque no considera como «proceso legítimo» la salida del poder de Evo Morales, declararon este jueves responsables del ministerio de Relaciones Exteriores.

«Está claro que es ella (Jeanine Áñez) quien será considerada como dirigente de Bolivia hasta la elección de un nuevo presidente» declaró este jueves el viceministro de Exteriores, Serguei Riabkov, citado por la agencia de prensa pública RIA Novosti.

«No se trata de reconocer lo que sucedió en Bolivia como proceso legítimo» precisó por su parte la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajarova, quien recordó que Moscú ya había calificado la situación de «golpe de Estado».

«Nada ha cambiado en la posición de Rusia» sobre esa cuestión, añadió.

«La situación sigue siendo tensa y hay riesgo de nuevas complicaciones» estimó en su encuentro semanal con la prensa.

«Bolivia necesita calma, de un diálogo pacífico, es importante restablecer el funcionamiento de las instituciones públicas en el campo constitucional» indicó Zajarova, quien apeló a que «todos los miembros de la comunidad internacional» tengan una «política responsable».

Rusia recomienda por el momento a sus ciudadanos aplazar sus viajes a Bolivia hasta que «baje la tensión», indicó.

Presidenta interina de Bolivia

La senadora opositora Jeanine Áñez asumió el pasado martes como jefa de Estado interina hasta la celebración de elecciones, pero el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales tiene mayoría en el Parlamento, que aún no se ha pronunciado sobre su renuncia.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta