Motorola anunció el regreso de su icónico teléfono plegable: razr. Un dispositivo de nueva generación que mantiene el formato tipo concha y que introduce la pantalla flexible, capaz de doblarse completamente.

«Desde Motorola hemos trabajado en descubrir cómo las pantallas flexibles pueden mejorar la forma en la que los usuarios utilizan sus ‘smartphones’. Por ello, hemos desarrollado y probado más de 20 prototipos diferentes durante nuestras fases de investigación.

El diseño en forma de concha es la «solución perfecta» para mejorar la forma en que los usuarios utilizan sus ‘smartphones'», señaló Motorola a través de un comunicado.

Este diseño se recupera en la nueva generación de Motorola razr. En el exterior, este ‘smartphone’ está reforzado con acero inoxidable y cristal 3D Gorilla Glass.

La bisagra patentada sin separación permite que ambas partes de la pantalla flexible de polímero permanezcan lisas cuando se encuentra cerrada y así queda protegida de polvo y otros elementos.

Además, la compañía ha rediseñado las antenas para que quepan en un espacio dos veces más pequeño que en el resto de ‘smartphones’ y ha recubierto el dispositivo para ofrecer resistencia al agua y protección a prueba de salpicaduras.

Desplegado, razr muestra una pantalla Flex View de 6,2 pulgadas y ratio 21:9. Cerrado, el diseño compacto hace que quepa en cualquier bolsillo. Además, en el exterior, dispone de una segunda pantalla interactiva Quick View de 2,7 pulgadas desde la que se pueden realizar llamadas, pagar con un solo toque o acceder a tus ajustes personalizados, sin tener que abrir el teléfono.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta