La Fiscalía General de la República inició una investigación por el ciberataque aPetróleos Mexicanos (Pemex), revelaron fuentes ministeriales.

Indicaron que la policía cibernética adscrita a la Agencia de Investigación Criminalestá a cargo de la pesquisa desde el pasado lunes.

Ayer la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle, afirmó que no se pagará el rescate de 5 millones de dólares que hackers piden para liberar la información del área administrativa de la Torre Ejecutiva de Pemex.

Las fuentes ministeriales comentaron que el área jurídica de Pemex presentó la denuncia a la FGR, motivo por el cual se inició una carpeta de investigación, aunque también otras autoridades del gobierno federal colaboran.

Hace unos días, elementos de la Guardia Nacional interrogaron a personal del área de finanzas de la petrolera para determinar si hubo colaboración interna en la diseminación del virus.

De acuerdo con información proporcionada a MILENIO por personal de diferentes áreas de Pemex, este ransomware tiene paralizada la operación de computadoras de la torre, así como las de sus sistemas de exploración y producción del norte y sur del país, incluyendo el emblemático edificio conocido como la Pirámide de Pemex, en Villahermosa, Tabasco.

El ataque a la red de Pemex se realizó con un ransomware —software malicioso o malware que encripta los datos de una computadora y retiene el contenido a cambio de un rescate— y los ciberdelincuentes piden alrededor de 5 millones de dólares para liberar los sistemas.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta