En el mundo de la tecnología les llaman “deepfakes”. Es un sistema de edición de videos, que ahora los ciber delincuentes utilizan para extorsionar.

Las víctimas son usuarios de redes sociales. El modus operandi es el siguiente: les roban fotografías de sus perfiles de redes sociales, después con la ayuda de aplicaciones y programas de inteligencia virtual, editan y arman videos pornográficos; les enciman las fotos.

“Deepfakes” en español significa ultra realista. El video es de alta calidad, de tal manera que al ver el material, difícilmente se puede saber que es falso. Y aunque los usuarios, saben que no son ellos los que ahí aparecen, entran en pánico.

Los delincuentes les mandan el video en privado, en seguida les piden dinero a cambio de no difundir ese material. Y sí, muchas veces los usuarios caen en la trampa.

A Marco lo contactó una supuesta mujer por Messenger. En entrevista con Unotv.com narra que inició una conversación y en seguida le hicieron llegar un material:

En automático me manda un video, un supuesto video mío, en el que aparezco, entre comillas, enseñando yo mis partes. Entonces, yo me quedé así como, ¡ah caramba!, porque sí era mi cara. Y tenía mi complexión, pero evidentemente sabía que ese no era yo», señala.

Segundos después le pidieron más de 30 mil pesos a cambio de no mandarlo a sus contactos dentro de la red social. Se espantó y ofreció 2 mil, pero tras comunicarse con un familiar, determinaron llamar a la policía y así evitaron la extorsión.

En los últimos mensajes, su interlocutor decía, “soy una mujer de palabra, no pretendo lastimarte, haz lo que te pido y te dejaré en paz”. En otro agregó “si me das lo que pido borraré para siempre tu video”.

De acuerdo con Edmundo Daniel Silva, agente de la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital del país,

Al momento de que el usuario recibe este tipo de imagen, la primera impresión es que se asustan. Es una extorsión que hacen estos delincuentes, para todas las personas al azar», dice el experto.

La ciberpolicía recomienda a los usuarios, bloquear cualquier conversación de intento de extorsión. Hasta las oficinas de este grupo policial, cada mes llega un promedio de 2 mil reportes, el 15 por ciento de estos, son relacionados con extorsiones en sus diferentes modalidades.

Los videos “deepfakes” o ultra falsos, tuvieron su origen en la industria cinematográfica, pero ahora están al alcance de usuarios de internet, explica a Unotv.com el experto y consultor en temas digitales Luis GyG. Afirma que, “esto podría parecer de ciencia ficción, sin embargo actualmente ya hay aplicaciones que pueden encontrarse en distintas tiendas sobre todo en Asia”.

Entienden cuál es tu temor, atacan tu temor y de esa manera lo aprovechan. Es decir, pueden darte un video que quizá se generó al momento y decir que eres tú, donde quizá digas, pues sí, medio me parezco, pero te generan la duda”, establece Luis GyG sobre los delincuentes digitales.

Por lo pronto los videos “deepkafes” siguen llegando a algunos usuarios, de ahí el llamado a no caer en la trampa.

Esta nota originalmente se publicó en UNOTV

Compartir

Dejar respuesta