A 48 horas de que el gobernador Alejandro Murat presente su tercer informe de Gobierno al Congreso, la LXIV legislatura enfrenta una crisis interna propiciada por el aún presidente de la Mesa Directiva, el diputado petista, César Morales Niño.

De acuerdo con fuentes legislativas, el representante popular identificado con el diputado federal Benjamín Robles Montoya, se niega a dejar la Presidencia de la Mesa Directiva y condiciona su presencia el próximo viernes 15 de noviembre –fecha en que el titular del Poder Ejecutivo envía el Informe de Gobierno—a su reelección.

Sin embargo, este miércoles, en una reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), los coordinadores parlamentarios de Morena, PRI, PVEM, PT, PAN, PES y Mujeres Independientes determinaron que en caso de la ausencia del aun Presidente de la Mesa Directiva, sea el Vicepresidente, el diputado de Morena, Pavel Meléndez quien conduzca la sesión e incluso responda el Tercer Informe del gobernador Alejandro Murat.

Compartir

Dejar respuesta