Dos trabajadores del volante de los llamados “foráneos” fueron ejecutados esta madrugada sobre las riberas del río Salado, en jurisdicción de San Antonio de la Cal. Uno falleció cuando recibía atención médica.

Alrededor de la 01:20 horas de este miércoles,  automovilistas que circulaban en las riberas del río Salado, a la altura del terreno de las ollas de descarga de las pipas de aguas residuales, vieron el cuerpo de un hombre tendido en la carretera.

Al arribar, la policía notó que se trataban de dos taxistas lesionados con proyectiles de arma de fuego, por lo cual pidieron el auxilio de los cuerpos de emergencia.

Paramédicos de bomberos, arribaron al lugar; al tomarle los signos vitales al taxista Rolando López, constataron que estaba con vida por lo cual lo trasladaron al Hospital Civil, donde fallecería más tarde.

En tanto que Elvis Hernández, quien estaba en el interior de su taxi,  ya había fallecido.

Al parecer, Rolando López manejaba un taxi de San Juan Teitipac, Tlacolula, en tanto que Elvis, un taxi de San Sebastián Tutla.

Compartir

Dejar respuesta