Los seres humanos siempre han tenido la fascinación por saber cómo y cuándo se formó el universo. Por tanto, del planeta en el que habitamos.

Conocer su origen también ha llevado a preguntarse sobre el final de este.

En octubre pasado se especulaba que un asteroide gigante podría chocar con la tierra y destruirla, lo cual fue desmentido por la propia NASA.

Y aunque no ocurrirá pronto es un hecho que sí desaparecerá el lugar donde habitamos.

Un grupo de científicos hicieron sus cálculos y dieron a conocer que la galaxia en la que vivimos (Vía Láctea) será devorada por Andrómeda (galaxia vecina), que ya exterminó a otras de menor tamaño.

Los investigadores de la Universidad Nacional de Australia, utilizando datos del Telescopio Hubble, pronosticaron que el fin de nuestra galaxia ocurrirá en 4 billones de años.

Así que no te preocupes, no estás nada cerca de vivir el destino final de la Vía Láctea.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta