El exgobernador republicano de Carolina del Sur Mark Sanford dijo el martes que abandonará sus ambiciones de desafiar a Donald Trump para las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020.

Su intento de desafiar la nominación republicana del actual presidente, que lanzó hace dos meses, no atrajo mucho entusiasmo.

«Les escribo hoy para informarles que estoy abandonando mi candidatura para las elecciones presidenciales», anunció en su cuenta de la red Facebook, pidiendo «un debate sobre lo que significa ser republicano hoy».

Él, como admitió personalmente, había sido moderadamente optimista sobre sus posibilidades de derrotar a Donald Trump y su ejército de gorros rojos, diciendo: «Nunca se sabe».

Otros dos republicanos poco conocidos habían anunciado antes que él su intención de desafiar al multimillonario: el exgobernador del estado de Massachusetts Bill Weld, y Joe Walsh, elegido para el Congreso en 2010 por un solo mandato.

Sin embargo, ambas candidaturas no constituyen una amenaza seria para el plan de reelección del actual presidente.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta