La celebración de la historia y trascendencia del inicio de la Revolución Mexicana serán recuperados a partir de este año con un desfile en el que se desarrollarán escenas de esa guerra, adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«En el periodo neoliberal se fueron olvidando las fechas históricas, el reconocimiento a nuestros héroes, quisieron borrar nuestra historia”, consideró el titular del Ejecutivo.

López Obrador dijo que es fundamental recordar a los mexicanos que escribieron la historia de la Independencia, la Reforma y la Revolución y por ello desde el Desfile del 15 de septiembre ya se inició con un nuevo enfoque de las conmemoraciones históricas.

«Nosotros consideramos que es fundamental recordar nuestro pasado y las gestas históricas de nuestro pueblo en la lucha por la libertad, la independencia, la democracia, la soberanía, la justicia social. Por eso hemos decidido llevar a cabo actos de conmemoración en fechas históricas”, explicó el presidente.

El 20 de noviembre será día hábil y el día de asueto será el lunes 18. El desfile irá del Zócalo al Campo Marte, utilizando las avenidas 5 de mayo, Eje Central, Juárez y Reforma.

El titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, puntualizó que la jornada iniciará con la entrega de condecoraciones y ascensos a mandos de las fuerzas armadas.

A las 11:00 horas iniciarán en el Zócalo la escenificación de cuadros históricos de la etapa prerrevolucionaria, de la guerra de Revolución y del cardenismo, y se realizará un festival musical encabezado por María Inés Ochoa, La Rumorosa. El desfile arrancará a las 12:00 horas.

«Hay dos ejes narrativos: los caballos y los trenes. Desfilarán dos mil 700 caballos de contingentes militares, de contingentes civiles de todo el país, dándole la importancia que tuvo el caballo en la gesta armada”, adelantó Robledo, coordinador de la comisión organizadora de los festejos patrios.

La importancia del ferrocarril en la gesta revolucionaria tendrá una protagonista especial que será traída desde el Museo Nacional de la Revolución.

«Se llama Petra, una locomotora de 1899, la FCI número 67, perteneciente al ferrocarril interoceánico; es una locomotora de 15.6 metros de largo, tres metros 70 centímetros de altura y 66 toneladas de peso”, recalcó.

También se instalarán sets fotográficos con imágenes del Archivo Casasola y se repartirán postales con fotografías históricas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta