La industria del acero en América Latina podrá recuperar la senda del crecimiento debido al cambio de una realidad con visión global a una más regionalizada, con lo que se podrá contener los efectos perversos de exceso de capacidad en la producción de acero, provocada por China, indicó Paolo Rocca, presidente del grupo empresario multinacional ítalo-argentino​ Techint.

El exceso de capacidad en la producción de acero de 400 millones de toneladas, sobre una demanda de mil 700 millones de toneladas ha condicionado a la industria muy profundamente con rentabilidad acotada y dificultad de crecimiento.

Este ciclo da un mayor peso a la manufactura china sobre la economía mundial que ha pasado de 4 por ciento antes del año 2000 hasta 28 por ciento en la actualidad, es un ciclo que ha originado también aumento en los precios de la materia prima y que ha sostenido el crecimiento mundial; sin embargo, es un ciclo que está perdiendo su fuerza debido a que ha encontrado resistencias muy importantes.

Las defensas que encontraron en los países desarrollados es que han visto una erosión en el nivel de ingreso en su clase media y en los países de América Latinase ha perdido capacidad industrial, por lo que ha sido la expansión de la industria China.

En su participación en Alacero, en su edición 60, refirió que este ciclo con exceso de capacidad está perdiendo su fuerza debido a que ha encontrado resistencias muy importantes, una de ellas es el freno que puso Estados Unidos con medidasantidumping y se comenzaron a “redefinir las reglas de juego”.

Estos cambios no se limitan a la industria del acero o al comercio, tiene un impacto más amplio a nivel de geopolítica, por ello, desde América Latina se tienen que entender e interpretar estos cambios y a partir de ahí redefinir y contribuir al desarrollo de sus cadenas regionales de valor.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta