Familiares y colectivos de desaparecidos en México demandaron a Rosario Piedra empeñar su nombramiento al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) como lo hiciera su madre Rosario Ibarra al empeñar la medalla Belisario Domínguez que le otorgó el Senado de la República, y no tomar protesta “hasta que no haya un proceso transparente y sin sombras de dudas”.

“Sólo de ese modo tendrás el respaldo del pueblo y particularmente de nosotras las víctimas”, sentenciaron los 25 colectivos y 18 personas que suscriben esta petición.

En un posicionamiento conjunto, colectivos como Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (FUNDEM) y en Coahuila (FUUNDEC), Voz que Clama Justicia Por Personas Desaparecidas, Desaparecidos Justicia, entre otros, señalaron que, aunque les alegra que una persona que ha padecido la desaparición en carne propia, encabece la CNDH, les preocupa que «sea en medio de dudas y señalamientos que desprestigian nuestro movimiento”.

“Tú sabes que, como familias hemos sufrido graves violaciones a nuestros derechos, sobre todo por la desaparición de nuestros seres queridos, necesitamos una Comisión fuerte, que sea congruente con su responsabilidad de trabajar para que los derechos humanos se respeten, protejan y garanticen sin mediar interés político de los grupos en el poder y que trabaje para encontrar la verdad y la justicia. Esa es la CNDH que hasta ahora no hemos tenido”.

Igualmente, los colectivos de diversas entidades federativas sentenciaron que si bien, muchos han sido víctimas de la desaparición forzada y sufrido la arbitrariedad, “éstas no se pueden combatir con más arbitrariedad. Nuestras herramientas son la verdad y la justicia”.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta