El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, confirmó que para la elección de Rosario Piedra Ibarra como nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos se emitieron 116 votos, como lo afirmó la bancada del PAN. Sin embargo, borró la evidencia, un tuit, donde dio a conocer cómo votaron las distintas bancadas, lo que provocó que legisladores de oposición señalaran que con ello se confirma que hubo fraude en el proceso.

En un primer mensaje en su cuenta de Twitter, Monreal publicó: «La presidencia de la @CNDH en el @senadomexicano se votó así: 57 Morena, 3 PT, 4 PES, 5 PVEM, 22 PAN, 15 PRI, 7 MC, 2 PRD, 1 IND. El bloque opositor, unido, hubiera sumado 47 votos. Sería honesto aceptar que algunos votaron libres por Rosario Piedra. Agradezco ese acompañamiento».

A lo que la panista Kenia López respondió: “Gran tuit. Gracias Sen. @RicardoMonrealA. Con sus números se confirma que hubo 116 senadores que votaron. La ley establece que se requieren 2/3 partes de los senadores presentes, esto es 78, La sra. Piedra obtuvo 76 votos… Por el bien de México urge reponer elección de la CNDH”.

Tras esta publicación, el coordinador de Morena escribió un segundo mensaje, que sí mantuvo en sus redes sociales, en el que quitó dos votos al PRI y se los agregó al Partido Verde, pero sumados volvían a dar 116, como insistieron los panistas desde el jueves.

“La presidencia de la @CNDH en el @senadomexicano se votó así: 57 Morena, 3 PT, 4 PES, 7, PVEM, 22 PAN, 13 PRI, 7 MC, 2 PRD, 1 IND. El bloque opositor, unido, hubiera sumado 45 votos. Sería honesto aceptar que algunos votaron libres por Rosario Piedra. Agradezco ese acompañamiento”, escribió.

Las dos terceras partes de 116 sufragios son 77.33 votos, por lo que en realidad eran necesarios 78 votos para que Piedra alcanzara la mayoría calificada que la ley requiere para ocupar el puesto.

“ELECCIÓN LEGAL”: FERNÁNDEZ

En medio de la polémica por los tuits del morenista, por la mañana y de última hora, Mónica Fernández, presidenta del Senado, ofreció una conferencia de prensa en la que afirmó que fue «válida y legal» la votación para elegir a la presidenta de la CNDH y dejó claro que la elección «no se repetirá».

Así, Rosario Piedra Ibarra rendirá protesta el próximo martes como titular del organismo, pese a la oposición de la bancada del PAN, que denunció que durante la elección emitieron su voto 116 senadores y no 114, como contabilizó la Mesa Directiva, por lo que los 76 sufragios a favor de la activista no alcanzaban las dos terceras partes requeridas por la ley.

Al respecto, Fernández consideró que lo que pudo pasar fue que se hayan depositado sobres vacíos, práctica recurrente en otras elecciones, pero no se contabilizan.

Fernández avaló y respaldó el trabajo de escrutinio de los tres secretarios de la Mesa Directiva: Guadalupe Cisneros, del PAN, y Primo Dothé y Martha Guerrero, de Morena.

“La función de la Mesa Directiva del Senado es velar por la legalidad de los trabajos de esta Cámara, y en ese sentido quisiera dejar muy claro que el proceso que nos marca la ley ha sido concluido y no se puede volver a realizar una votación”, subrayó.

“MONREAL NO ES HARRY POTTER”

Por separado, el morenista Germán Martínez salió a dar sus propias cifras y refirió que al inicio de la sesión 118 senadores pasaron lista, pero solo 116 fueron a la urna. Se sacaron 114 cédulas de votación, de las cuales 76 fueron para la nueva presidenta, 24 para Arturo Peimbert, ocho para José de Jesús Orozco, seis abstenciones y un sobre y una hoja en blanco.

Argumentó que, a su interpretación, la mayoría calificada se construye a partir de la presencia parlamentaria y no física.

“No hay magia, Monreal no es Harry Potter, es aritmética pura, y cuando un político arroja la aritmética a la calle, tira la razón y le viene la locura”, expresó el ex panista, quien reiteró que la bancada de Morena analiza quitarle la presidencia de la comisión de Derechos Humanos a Kenia López, luego de los desacuerdos por la elección de Piedra Ibarra.

“El próximo martes vamos a poner a consideración del grupo parlamentario, respetando la proporcionalidad, la permanencia de Kenia López como presidenta de la comisión”, señaló.

En respuesta, Kenia López le respondió, vía Twitter, que no la intimidarán: “Senador Germán Martínez dice que Morena valorará quitarme la presidencia de la comisión de Derechos Humanos, desde aquí les digo: no me van a intimidar y seguiré denunciando el fraude en la elección de la CNDH”.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta