La editora María del Pilar Montes de Oca Sicilia, quien fungía como directora general de Algarabía, fue despedida este viernes tras haber publicado el pasado 6 de noviembre en su cuenta de Twitter que no sentía “ni tantita tristeza” por la tragedia de la familia LeBarón a quienes dijo, “les tocaba un destino peor que la muerte”.

“Los socios de Algarabía queremos refrendar nuestro compromiso con los valores y objetivos fundacionales de la revista: la difusión de la cultura en el más amplio sentido (…) Siempre, evitando cualquier ofensa o controversia vana sobre temas de actualidad, coyunturales o sensibles”, escribió la revista en su cuenta de Twitter.

View image on Twitter
El cargo que ocupaba Montes de Oca será ocupado por Érica Juárez Jiménez, quien hasta ahora se desempeñaba como directora administrativa.
Este jueves, en medio de la polémica que generó su ahora exdirectora, la revista lanzó un comunicado en el que calificó como “desafortunadas” las expresiones de Montes de Oca, y aseguró que “pese a no compartir sus opiniones, que no representan el proyecto ni los fines de Algarabía” no dejaban de “respetarla como lingüista ni de menospreciar su talento como editora”. View image on Twitter
Los tuits de Montes de Oca en los que calificó a los integrantes de la familia LeBarón como “güeyes” que eran “delincuentes malditos, abusadores” y que por eso no le daba “tristeza que los hayan matado” generaron una gran polémica en redes sociales, incluso algunos usuarios llamaron a un boicot en contra de la revista.
Montes de Oca no ha reaccionado al despido, pero ayer ofreció una disculpa e hizo públicos sus datos como su teléfono celular para que le llamaran quienes quisiera entablar un diálogo sobre el tema, «sin insultos ni maldiciones».

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta