CHIHUAHUA

Los gobiernos de Chihuahua y Sonora, decidieron reforzar la vigilancia en sus límites fronterizos, luego que cárteles de la droga asesinaron a nueve integrantes de la familia LeBarón.

El comisionado estatal de Seguridad de Chihuahua, Óscar Alberto Aparicio Avendaño, dijo que la medida tiene el objetivo de fortalecer las acciones en materia de seguridad en lo que comprende la zona limítrofe entre Chihuahua y Sonora.

Asimismo, refrendó el compromiso del gobierno de Chihuahua para la coordinación con la Guardia Nacional (GN), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Federal mantengan los operativos en la región.

Aparicio Avendaño dijo que los integrantes de la Mesa para la Construcción de la Paz acordaron ayer “el trazo e implementación de una estrategia integral, que garantice la seguridad de la población de esas regiones”.

Durante el encuentro interinstitucional, desarrollado en el C5 de Sonora, el comisionado estatal de Seguridad de Chihuahua, explicó a las autoridades que desde que se suscitaron los lamentables hechos en Sonora, se dispuso de un importante número de agentes de la comisión sonorense y de la Fiscalía General de Chihuahua, para desplegarse en la zona.

El comisionado señaló que lo anterior ha logrado resultados positivos, como lo es la captura de varios presuntos delincuentes, así como el aseguramiento de armas, droga, municiones y vehículos con reporte de robo.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta